En el desarrollo de una sesión virtual, la plenaria del Senado de la República, aprobó el informe de dos de los artículos del proyecto de ley, por medio del cual se declara de interés general la estrategia para la inmunización de la población colombiana contra el Covid-19 y la lucha contra cualquier pandemia y se crea el mecanismo de vacunas por impuestos.

De acuerdo con el congresista Nicolás Araujo, del Centro Democrático, el Gobierno Nacional a trazado dos estrategias para la adquisición de la vacuna contra el ccoronavirus, la primera de ellas el mecanismo Covax, y en segundo lugar la adquisición directa frente a laboratorios productores de la vacuna. El senador indicó que el proyecto de ley permite que se realicen alianzas con organismos multilaterales y el sector privado para acopiar recursos científicos, financieros y logísticos, “y qué personas pueden hacer donaciones a través del Fondo de Gestión del Riesgo para recibir recursos de fuente privada que permita asumir los compromisos necesarios para la adquisición de la inmunidad”, señaló.

Sin embargo, durante el debate el senador Wilson Arias del Polo Democrático anunció su voto negativo, ya que opina que “otorgar nuevos beneficios tributarios con descuentos por motivo de las donaciones, y en particular en la situación actual, raya en la inmoralidad y menos en nombre de la inmunidad del pueblo colombiano”.

De igual forma, en el marco de la jornada, el senador Iván Marulanda de Alianza Verde y la senadora Aída Avella de la Coalición Lista de la Decencia, resaltaron que el tema de adquirir la vacuna es importante y de interés general, pero que por los beneficios tributarios viene intrínseca una pequeña reforma de carácter tributario.

Por su parte, el senador Gustavo Petro de Colombia Humana dijo que hubiese esperado una gran colaboración mundial a través de la Organización Mundial de la Salud, y que el Gobierno Nacional debe lograr que la fórmula de las vacunas sea entregada a todos. En su turno, la senadora Angélica Lozano de Alianza Verde, precisó, “mi percepción del proyecto es que con buena intención termina más preocupado en el marco jurídico que le alivia el bolsillo a unos y también a las potenciales farmacéuticas que puedan desarrollar e implementar este proyecto, pero no garantiza la protección al acceso”, concluyó en su intervención.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: