La Caja pagó $800 millones de colones por respiradores que no son de uso médico. Es más, depositaron el dinero sin chequear los respiradores. Como lo sostiene el presidente de la Unión Médica Nacional, Dr. Edwin Solano Alfaro, el presidente de la Caja, Román Macaya, debe irse.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: