Comunidad pidió justicia: Con pancartas y globos dieron último adiós a niño asesinado en La Sierrita

  • Por: Stefabby Padilla
  • Redactora Judicial

La comunidad del barrio La Sierrita, sur de Barranquilla, donde nació y residía Yamir Jesús Espinosa Covilla, de 10 años, asesinado en un ataque sicarial ocurrido en la tarde del viernes, le dio su último adiós con mucho dolor y tristeza.

En la tarde de este lunes, los asistentes al sepelio portaban en sus manos globos blancos, pancartas y camisetas con una imagen del menor, con el cual rechazaban el asesinato.

Vecinos, familiares, amigos y compañeros del colegio donde cursaba sus estudios, le realizaron una calle de honor.

»La extorsión no es una opción y quitarle la vida a un niño no es la elección», decía una pancarta.

»La protesta pacífica es la mejor arma contra el asesinato infantil», escribieron en pancartas que sostenía un niño.

Muchas lágrimas hubo entre los asistentes que acompañaban el sepelio que hizo recorrido por La Cordialidad hasta llegar al cementerio Calancala, ubicado en el barrio Lucero en Barranquilla.

La comunidad rechazó este hecho violento que acabó con la vida del niño.

»La extorsión no es una opción y quitarle la vida a un niño no es la elección, no más violencia, justicia», manifestó un niño que sostenía una cartelera, con ese mensaje.

Familiares piden a las autoridades que se haga justicia, ya que era un niño inocente.

La Policía Metropolitana de Barranquilla anunció una recompensa de $10 millones que logre dar con la ubicación e identidad de los responsables que asesinaron al menor Yamir Jesús.

La hipótesis que se maneja por el momento es que el padre del menor venía siendo extorsionado por la banda ‘Los Costeños’ dedicada a este delito y producto de esta situación trataron de amedrentarlo para que cancelara el dinero, pero terminó con la vida del niño.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: