Por : Alfonso Elías Bermúdez

Andrea Bocelli, invidente desde los doce años a raíz de un golpe que recibió en la cabeza jugando fútbol, su nombre es conocido en todas las esferas del arte,  donde se presenta los aplausos no se dejan de sentir, el tenor es admirado no solamente por su voz sino también por su personalidad y espíritu de superación,  empezó su carrera como cantante de música popular, a través del tiempo salió a la luz su voz lírica convirtiéndose en tenor. El artista fortalece extraordinariamente en uno solo, dos hemisferios musicales, mezclándolos profesional y exquisitamente: el de la lírica y el de la música popular. Bocelli,  ya tiene el pelo blanco producto de sus años, Dios le otorgó el don de su voz que no la ha perdido, al contrario, a nivel musical lo eleva entre las estrellas como un astro que sobresale de ellas para imponerse tierna y románticamente ante el mundo, no necesita de ver, con su peculiar sonrisa y movimiento de cejas llega al público, con una sensibilidad que pocos tienen, basta el verlo y oírlo  cantar, su voz expresa el clamor sentimental de su alma, casado con su amor Enrica que sin conocerla físicamente la siente como aquella mujer que ama y amará, quien le dio dos hijos Amos y Matteo. En uno de sus múltiples conciertos Matteo lo acompaño, ya se le empieza observar los inicios como tenor,  Andrea Bocelli entre muchas canciones,  gravó ‘Perfidia’, una inolvidable versión  que en uno de sus apartes dice: “Mujer si con Dios puedes hablar pregúntale si yo alguna vez te he dejado de amar, te he buscado por doquiera que yo voy y no te puedo hallar, quien sabe que aventuras tendrás, que lejos estás de mí, al mar espejo de mi corazón las veces que me has visto llorar la perfidia de tu amor”.

  Admirable Bocelli el tenor invidente por su cualidad natural en prolongar su voz hasta lo último sosteniéndola. “Solamente una vez”, otra joya de bolero, que brilla aún más en la voz del tenor italiano, como dice una de sus estrofas, …Y cuando ese milagro realiza el prodigio de amarse, hay campanas de fiesta que cantan en el corazón… Que deleite para el oído, que honroso me siento al escuchar estas canciones populares por el tinte lírico con que Bocelli baña su interpretación.

#DIARIOLALIBERTAD

Otro astro que sigue brillando, aún después de fallecido, Frank Sinatra, ‘La voz’ como se le conocía en el mundo artístico, una calidad vocal natural y una pasión al cantar arrolladora, eclipsó al mundo con su interpretación cumbre  ‘New York, New York’, la canción más versionada de la historia, dedicada a la ciudad que nunca duerme, la capital del mundo, la de los rascacielos  caracterizados porque sus cumbres acarician las nubes y desde algunas azoteas los autos se ven como hormigas, y en las noches las luces de los carros parpadean como luciérnagas. Quien no recuerda a ‘Extraños en la noche’, Sinatra se lució con esta interpretación. Hubiese sido apoteósico haber visto y  escuchado en un solo escenario a estos dos grandes maestros de la música romántica, sin embargo la naturaleza nos permitió disfrutar su arte acertadamente en periodos distintos. Estos dos monstruos de la música no pudieron conocerse ni mucho menos cantar a dúo,  pero podemos escucharlos simultáneamente gracias a la tecnología y estos dos iconos inspiran incluso a la gente joven, al escucharlos penetran hasta el alma, reconozco que la letra y la música que interpretan estos dos artistas rinden culto al amor, al hacerlo siento nostalgia, acompañada de una felicidad incomprensible e íntima, me olvido incluso de las dificultades, me trasladan a un pasado romántico donde el rey era el bolero y la serenata el espacio de ese reino.

Comenta aquí: