Según las primeras informaciones, el pastor capturado, identificado como Rubén Darío Obando Martínez, habría pertenecido a las extintas autodefensas.

Obando Martínez habría pertenecido al bloque Córdoba de las extintas autodefensas y sería la persona que habría ordenado varios crímenes.

Según indican las autoridades, Rubén Darío Obando Martínez, registra antecedentes por perturbación en posesión de bien inmueble, amenaza y concierto para delinquir.

Los hechos en los que lo involucran ocurrieron en los años 1993, 1994, 1996 y 1997 en el municipio de Tierralta, Córdoba, y en ellos murieron Róbinson Castillo, Néder Padilla, Aldemar Rodríguez, Julio Saldarriaga y Rodrigo Díaz.

Estos asesinatos, en los que hubo al menos cinco víctimas, salieron a la luz muchos años después con la llegada de la desmovilización de las Auc.

Uno de esos desmovilizados, alias ‘Pájaro’, reconoció haber participado en esos homicidios y señaló a otros más de estar involucrados también.

Ahí fue donde apareció el nombre del pastor evangélico Rubén Obando, a quien la Fiscalía en una diligencia indagatoria le dictó aseguramiento en sitio carcelario.

De acuerdo con las investigaciones, el hombre habría ordenado los asesinatos porque a las víctimas las señalaron de auxiliadores de la guerrilla.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: