Este lunes 26 de octubre se dio a conocer la respuesta de la Corte Suprema de Justicia sobre la solicitud de cambio de radicación que presentaron la hija del fundador de la institución Ivonne Acosta Acero, Carlos Jaller Raad, Javier Cuartas Jaller y Jorge Luis Hernández Cassis, con respecto a la actuación que el Juzgado Sexto Penal de Barranquilla adelanta contra Alberto Enrique Acosta Pérez y Juan José Acosta Osio, por los delitos de Fraude procesal, Falsedad ideológica en documento privado, Obtención de documento público y Concierto para delinquir.

La petición se fundamenta en que no se ha garantizado la imparcialidad o la independencia de la administración de justicia en el departamento del Atlántico, en la medida que los procesados han contado con el respaldo de un Senador de la República, quien presuntamente sobornó sin resultado positivo a un juez de un municipio de ese Distrito Judicial, que al parecer, conoce del proceso que se adelanta.

En dicho documento, relatan que los imputados se han valido de influencias y acudido a procederes irregulares para obtener decisiones en su favor, tales como la presentación de acciones de tutela que fueron concedidas de forma irregular, lo que generó una prolongación en el desarrollo de las audiencias de formulación de imputación y medida de aseguramiento.

Además se señala la causal relacionada con la seguridad de las víctimas. La respaldan en el hecho de que, con posterioridad a la audiencia de formulación de imputación adelantada contra el magistrado Mola Capera, el apoderado de la víctima Ivonne Acosta Acero recibió amenazas consistentes.

Por lo anterior, la Corte suprema de Justicia, había respondido que, con independencia del lugar al cual el solicitante reclama en envío de las diligencias, corresponde al funcionario de conocimiento y respectivo Tribunal Superior del Distrito Judicial verificar las circunstancias particulares del caso, con el fin de que se determine si es procedente la solicitud presentada y si para conjurar los motivos que fundamentan el pedido, es suficiente el ordenar un cambio de radicación dentro del mismo Distrito Judicial.

Así mismo, se estableció que únicamente cuando el análisis resultara negativo, el asunto sería remitido a esa Corporación, para que se determine el Distritito Judicial al que deba ser enviado el diligenciamiento.

Finalmente, el magistrado ponente, Jaime Humberto Moreno, resolvió cambiar la radicación del asunto que se adelanta entre el Juzgado Sexto Penal del Circuito con función de conocimiento de Barranquilla, contra Alberto Enrique Acosta Pérez y Juan José Acosta Osio, a los Juzgados Penales del Circuito con función de conocimiento de Bogotá (reparto), a quienes se remitirá la actuación.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: