Recordando el natalicio de Doña Nadime Fayad de Esper

En un hogar de migrantes libaneses en un día como hoy nació “Doña Nadime, una mujer con un gran carisma, talentosa , trabajadora, alegre luchadora y muy dedicada a su familia por quien expresaba un amor incondicional.

Nadime Fayad Moisés era le segunda hija de una pareja libanés que había llegado a Colombia con una maleta de sueños en busca de alcanzar una vida sosegada y próspera. sus padres Assad Fayad y Catalina Moisés se establecieron en el corazón de Barranquilla, que en esos años era el emporio del progreso en el comercio y donde se manejaban los grande negocios.

La familia Fayad Moisés junto con sus dos hijos Nadin y Nadime se establecieron en el barrio San Roque que era la cuna del desarrollo económico de la ciudad donde unidos fundaron sus primeras empresas.

Con el paso de los años la encantadora joven Nadime se convirtió en una mujer hermosa que cautivó el corazón de Roberto Esper Rebaje un agraciado muchacho que incursionaba en el mundo de los negocios, al poco tiempo contrajeron nupcias y de esa unión tuvieron cuatro hijos.

A doña Nadime, se le recuerda como toda una dama que con su amor maternal, dedicada 100% a su familia. Uno de sus anhelos más grande era brindarle a sus hijos lo mejor para que pudieran recibir una educación de calidad y llegar a ser excelentes profesionales.

Era tan meticulosa y organizada que dirigía su hogar pero nunca se alejó del mundo de los negocios, al contrario era el motor que impulsaba las corazonadas de su visionario esposo. Junto a Don Roberto trabajaban hombro a hombro para sacar a delante sus empresas ella dirigiendo un supermercado ubicado en la calle 76 y su esposo el Diario La Libertad y la Cadena Radial, trabajando siempre en equipo para hacer surgir ambos negocios.

Sus hijos la recuerdan como la madre cariñosa muy cálida que desbordaba un gran amor pero cuando tenía que guiarlos lo hacía con gran templaza.

A pesar de ser una barranquillera de pura cepa jamás se apartó de sus raíces por ello con mucha dedicación aprendió a cocinar la comida arabe hasta convertirse en una gran experta e igualmente tenía un dominio del idioma arabe originario de sus padres Assad y Catalina y enseñaba a sus hijos para que también lo hablaran y recordaran a sus ancestros.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: