Eliécer Jorge Vizcaíno, asesinado por su amigo de infancia.

*Víctima trató de evitar que siguiera la discusión. *Un disparo en la cabeza acabó con la vida del joven de 29 años.

POR STEFANNY PADILLA
REDACTORA JUDICIAL

Lo que comenzó como un momento ameno terminó en muerte para un joven en la carrera 35 con calle 29 del barrio Rebolo, suroriente de Barranquilla.
Las autoridades manifestaron que el hecho ocurrió a las 3:30 de la madrugada de este lunes, cuando Eliécer Jorge Vizcaíno Meza disfrutaba de la compañía de sus amigos por la celebración de Amor y Amistad.
Según recordó su padre, Jorge Vizcaíno, a la afueras de Medicina Legal, no se explica cómo sucedió esta tragedia, debido a que Cristian González (presunto agresor) y Eliécer Jorge (víctima), eran amigos desde niños, siempre departían juntos, parecían hermanos.

¿Cómo ocurrió?

“Ellos estaban en el patio tomando unas cervezas, mi hijo había terminado de trabajar y decidió acompañarlos, pero allí se armó una fuerte discusión entre Cristian y otros asistentes”, detalló.
Los motivos de la discusión no son claros para sus familiares quienes vieron lo ocurrido, ni para las autoridades, lo único cierto es que después pasaron a la agresión, lo que terminó con la vida del joven.
”Cuando empezaron a pelear, los demás asistentes ayudaron para separarlos y evitar que pasara a mayores, pero Cristian fue golpeado, y optó por salir por el portón del patio e irse, los asistentes siguieron disfrutando la celebración”, relató el padre.

Todos pensaron que la situación había quedado hasta allí y muchos menos imaginaron que este regresaría a vengarse con su mejor amigo, quien no tenía nada que ver en la discusión.

”Llegó furioso y comenzó a golpear el portón para que le abrieran, mi hijo le decía que se quedara quieto y se calmara, para no dañar la celebración, pero lo que hizo es colocarse agresivo, como salió jodido buscó el revólver y como no lo dejaron entrar mató a mi hijo”, expresó adolorido.

En ese instante, Eliécer Jorge sufrió un impacto en la región frontal, por lo que fue trasladado por familiares y amigos al Hospital Barranquilla, donde los médicos en turno trataron de salvarle la vida, sin embargo minutos después confirmaron su deceso.

Su presunto agresor, Cristian, tras dispararle se dio a la huida, con rumbo desconocido, por lo que las autoridades se encuentran en su búsqueda para que responda por este hecho de sangre.

El joven de 29 años tenía un puesto de comidas rápidas en la puerta de su casa, dejó una niña de 4 años de edad, y será recordado por sus familiares como una buena persona.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: