A través de una carta pastoral, titulada “La enemistad social destruye la vida”, el arzobispo de Bogotá, monseñor Luis José Rueda Aparicio, expresó una vez más su rechazo frente a los atentados que se siguen generando contra la vida de hombres y mujeres en las zonas urbanas y rurales del país, a la vez hizo un llamado para  “volver a amar la vida, toda vida, aún aquella de quienes pretendan arrebatar la nuestra”.

Frente a este panorama sombrío invitó a salir de la indiferencia, superando el pesimismo y tomando un nuevo rumbo. “Solo la amistad social supera el odio, da paso al perdón, al diálogo, a la acogida, al asombro por la creación, al cuidado recíproco y a la convivencia en el amor (1Jn 2,10-11).

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: