Bibiana Roa Arteta, abogada asesinada en Villa Campestre.

Continúa la investigación sobre la muerte violenta de la abogada Bibiana Roa Arteta en Villa Campestre. Para los médicos forenses del Instituto Nacional de Medicina Legal, es imprescindible aprender a descifrar lo que los cadáveres cuentan y los rastros que deja una bala asesina.

Esclarecer la hipótesis de suicidio expresada a las autoridades por Andrés Uribe, pareja sentimental de Bibiana, se ha convertido en la principal tarea de los investigadores criminales.

El abogado penalista, Miguel Mercado Baena, especialista en investigación criminal, dio su punto de vista sobre el informe del ingreso de la bala en el cuerpo de la abogada fallecida.

“De acuerdo con la primera hipótesis sobre el suicidio, existen muchas dudas concernientes con la posición del impacto del proyectil del arma de fuego, que de forma preliminar, se ha dicho que entró por la mitad de los senos de la víctima.

Es importante que dentro de esta investigación, bajo la premisa de un aparente suicidio, se le practique de carácter urgente a la víctima una prueba de absorción atómica, para comprobar si hay material de impregnación de pólvora en sus manos.

Al momento de accionar un arma de fuego, a través de la combustión, el proyectil cuando sale disparado arroja pólvora y se impregna sobre las manos de quien disparó.

También es importante que se le practique, lo más pronto posible, una  prueba de absorción atómica a su pareja sentimental. 

En caso de no contar con su consentimiento, toda vez que son pruebas invasivas que van en contra de la dignidad humana, la Policía Judicial, a través del honorable fiscal, solicitará ante un juez de control de garantías esa audiencia innominada para que se haga esta prueba de residuo de disparo con ácido nítrico diluido al 5% y así verificar si existen registros de pólvora en sus manos.

La prueba debe practicarse de carácter urgente ya que con el paso de las horas  esta aleación de la pólvora se va desligando del cuerpo humano”.

Principio de inocencia

Contrario a lo que se ha especulado en las redes sociales, Andrés Uribe no está huyendo de la justicia, ha estado en su residencia atendiendo a los investigadores judiciales y respondiendo todos los interrogantes que rodean la muerte de Bibiana Roa, además de estar aferrado al principio de inocencia, un principio jurídico penal que solo podrá ser derrocado a través de un juicio en donde se logre demostrar su culpabilidad.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: