La coolture, dice el crítico de televisión, experto en culturas mediáticas y estéticas del entretenimiento Omar Rincón, es la cultura común del siglo XXI. Esa del entretenimiento mundializado que establece como criterio de gusto a lo cool. Más que de pensadores o intelectuales está guiada por influenciadores. Netflix, Ariana Grande, Macri, son evangelizadores de la coolture. Su escenario es la “media ecology”, ese ecosistema hecho de pantallas, redes, internet, celulares, apps que se autodenomina “transmedia & convergencia.”

Para Rincón, La coolture lo que indica es que hubo una mutación cultural: “La cultura moderna de las bellas artes, el pensamiento crítico y profundo, esas obras que engrandecían la espiritualidad del ser humano como principio y fin de todas las cosas, esa cultura triunfó hasta el siglo XX, y al ladito pasaba el entretenimiento y la cultura pop. La Cultura con mayúscula seguía mandando; seguían mandando los museos, las universidades, los filósofos, los intelectuales, las teorías. En el siglo XXI y con la llegada del internet, de las redes digitales, del
celular, el entretenimiento se convierte en el centro y la Cultura con sus museos, libros, filosofía, grandes historia pasan al margen, entonces, surge la coolture.”

No es que desaparezca la Cultura, añade Rincón, “seguimos siendo modernos y las bellas artes siguen siendo importantes, pero hay que adaptarse a que la cancha donde se juega todo es la coolture”. Como dice Jorge Carrión, hay que pensar en nuevos objetos culturales no identificados como el meme, el podcast, los youtubers, las historias de Instagram, los hilos de twitter. ¿Cómo habitar la coolture? ¿cómo construir relatos con estilo propio desde la coolture? ¿Para qué usar las redes? ¿Hay que estar en todas las redes? la respuesta de estos y otros interrogantes los ofrecerá Omar Rincón, el 03 y 10 de octubre en el taller virtual “Cómo ser cool en las redes sin perder el estilo”.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: