Evo Morales, expresidente de Bolivia.

La Interpol rechazó este miércoles la detención del expresidente Evo Morales luego de considerar que los delitos por los cuales se le acusa, el de sedición y terrorismo, tienen alguna connotación política.

La Fiscalía General del Estado boliviano había pedido a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) un sello rojo, una orden para detener a Morales, que está en Argentina.

En entrevista con algunos medios en La Paz, el general de Bolivia, Juan Lipacha, dijo a los medios que el pedido se realizó dentro de las investigaciones de una denuncia por supuestos delitos de terrorismo y sedición.

Interpol comunicó que el delito de sedición tendría un componente de orden político, que de acuerdo con su normativa impide cursar esa solicitud, indicó el fiscal general.

La acusación se basa en un video en el que se atribuye la voz de Morales para supuestamente incitar a bloqueos de ciudades en Bolivia, indicó además el fiscal.

JR

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: