Se trata del patrullero Juan Camilo Lloreda Cubillos, que se refirió a los hechos ocurridos el miércoles pasado en Bogotá y en los que está involucrado.

Según afirma en un relato entregado a investigadores de la Inspección General de la Policía, Javier Ordóñez era reincidente en el sector y protagonizó varias riñas. Juan Camilo Lloreda también asegura que el estudiante de derecho los trató de forma grosera a él y a su otro compañero, y los agredió físicamente con golpes en sus rostros.

“Me propina un puño en el pómulo izquierdo y un puño en la espalda, haciendo que mi taser se caiga al piso; entonces, yo me agacho a recogerlo y el ciudadano emprende la huida. Reacciono y lo retengo con el taser desplegándole el segundo cartucho, que hace que se caiga (…). Cuando mi compañero pudo apoyarme, procedemos a intentar reducirlo haciendo uso moderado de la fuerza para esposarlo, lo que es difícil, ya que este sujeto tiene demasiada fuerza y no logramos esposarlo, por lo cual utilizo nuevamente el taser”, agrega el testimonio entregado por Lloreda a los investigadores.

El patrullero también asegura que Ordóñez llegó con vida a la clínica y relata el momento en que les pidió que lo llevaran a un centro médico.

“En el momento que estamos diligenciando la documentación, siendo 01:00 a. m., el señor Javier Humberto Ordóñez manifiesta sentirse mal, por tal motivo se solicita un vehículo policial para trasladarlo a la Clínica Partenón. El vehículo llegó siendo las 01:05 a. m. horas y de inmediato lo trasladamos a esa clínica”, dijo.

Reincidencia en Policías agrediendo a abogados

Sin embargo el abogado Marco Valencia rompió su silencio y habló de su episodio, del cual ya había denunciado a dos patrulleros, incluyendo a Lloreda Cubillos, ante la Procuraduría General de la Nación, pero no pasó nada.

Según versión del abogado Valencia, se encontraba con su novia, en un parque del barrio Normandía de Bogota, el pasado mes de febrero.

El policía (Lloreda Cubillos) se baja de la moto de forma temeraria, con la moto en movimiento, y me dice que qué estoy haciendo. Me siento intimidado y le digo que estamos conversando. El otro agente, que se llama Jesús Mejía, se baja y me pide de forma agresiva los documentos”, relató el hombre a Noticias Caracol.

“Les hago saber que conozco mis derechos y que están siendo muy agresivos, porque hice mis estudios en Derecho. Llamo a mi casa, digo lo que está sucediendo, pido que graben el procedimiento. En el momento en que le doy el documento a uno de los policías, este arremete contra mí, me arroja al piso, me esposa de un brazo y empieza a golpearme, agregó el jurista, al tiempo que agregóp que su hermano al llegar al lugar, también fue recibido a golpes por los uniformados.

“El otro policía lo esposa, lo empieza a golpear, mientras Lloreda me tiene en el piso, golpeándome esposado”

“(Lloreda) me asfixió hasta que yo pierdo la conciencia, no puedo respirar, y cuando logro medio recuperarla sigo siendo golpeado y veo cómo mi hermano también está siendo golpeado estando esposado en el suelo”, expresó aún en tono de angustia.

“Nos paran -relató- a golpes, nos suben a una patrulla, le pido a la persona que grabó todo el procedimiento que por favor tenga cuidado, que se quede con las personas que están siendo testigos”.

Finalmente dijo el abogado Valencia que tras su declaración comenzó a recibir amenazas.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: