La Fiscalía General de la Nación, a través de un fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción, imputó al alcalde de Villa de Leyva (Boyacá), Josué Javier Castellanos Morales; y al contratista Luis Jorge Castillo Poveda, por su presunta responsabilidad en el delito de violación al régimen legal de inhabilidades e incompatibilidades.

Los elementos de prueba permitieron conocer que el mandatario habría celebrado contratos de manera directa, al amparo de la urgencia manifiesta decretada por el Covid- 19, con una persona que aportó algo más de dos millones de pesos a su campaña política por la Alcaldía Municipal.

La investigación evidenció que fueron suscritos cuatro contratos con el señor Castillo Poveda para el arriendo de bodegas, por un valor total de $7’700.000. Los registros contables dan cuenta de que cada uno de los contratos, al parecer, superó los topes definidos por la ley.

Los dos imputados seguirán vinculados al proceso y deberán atender todos los llamados de la autoridad judicial.

Esta investigación hace parte de las acciones definidas por el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para identificar y judicializar a los responsables de la destinación irregular de los recursos públicos destinados a la atención de las necesidades ocasionadas por la pandemia del Covid-19.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: