Mostrar a aquellos personajes que los mismos vecinos identifican como hitos y referentes dentro de su comunidad es el principal argumento que da origen a la exposición Rostros del Pasado, Patrimonios del Hoy que será aperturada este sábado 19 de septiembre en espacios urbanos y parques del Barrio Abajo.

El Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico -MAUA-, el Archivo Histórico y la Secretaría Distrital de Cultura de Barranquilla continúan el proceso de construcción del proyecto Barrio Abajo como Museo a Cielo Abierto con esta actividad abierta al público y surgida desde el ciudadano mismo, que identificó y escogió a sus personajes.

Será una exposición itinerante, en distintos sectores y calles del barrio, en los cuales serán ubicados unos módulos con las imágenes y reseñas de nueve personajes; comenzando con el parque de La Virgencita, este sábado, a partir de las 10:00 de la mañana.
El director del MAUA Álvaro Martes Ortega manifestó que “la retrospectiva hacia el pasado es un tema bastante interesante porque nos permite mirar cómo se han entretejido los procesos de organización social comunitarios”.
“Es una especie de rostro que nos permite saber de dónde venimos, que nos identifica y señala hacia donde debemos apuntar aquellos elementos culturales que nos hacen únicos y diferentes a otros procesos culturales”, agregó Martes Ortega.
María De los Santos Miranda Cassiani, Ilda Pérez Miranda, Raúl Angulo Cabrera, Mario Alberto Miranda Marañón, Rafael Altamar López, Alberto Enrique Escobar Ospino, Juan Evangelista Herrera Cañate, Juan Evangelista Herrera Salgado y José Ignacio Cassiani Muñoz: son dignos exponentes de la música, la danza, el deporte, la gastronomía y el arte “made in” Barrio Abajo, populares, auténticos y reconocidos por los vecinos de todos los sectores.
La idea con la exposición es hacer una exhibición de los rostros que la comunidad identifica como personajes de la historia, guardianes que han preservado las tradiciones, la cultura y han marcado un derrotero identitario dentro de lo que corresponde al barrio, anotó Martes Ortega.
Esta muestra en espacios abiertos y en las calles permitirá que la gente dese su cotidianeidad se apropie de las percepciones y labor de todas estas personas y al ver sus fotos puedan conocer cuál ha sido el legado y la protección sobre el patrimonio inmaterial que han tenido a lo largo de su vida y a quién se lo han encomendado actualmente.
También, el proyecto destaca manifestaciones portadas por personas que durante muchos años han logrado encausar procesos de memoria, revitalización cultural y transmisión de herencia cultural; para que los niños conozcan y aprendan los aportes de estos hombres y mujeres, su relevancia dentro de la historia, las costumbres y la identidad del barrio abajero.

Reseña de los Personajes

  1. María de los Santos Miranda Cassiani: Llega a Barranquilla a los 14 años, de Palenque. Aprendió de su madre, Isidora Cassiani, el saber de las cocinas tradicionales: los bollos de limpio y mazorca, y las alegrías fueron algunos de los productos que elaboró y comercializó durante su vida. Hoy, recuerda con entusiasmo los bailes populares en los que participó, así como también sus profundas raíces afrodescendientes, al ser una de las pocas hablantes activas del palenquero.
  2. Ilda Pérez Miranda: Desde temprana edad aprendió los saberes de la cocina tradicional palenquera de su madre, Rafaela Miranda de Pérez. Diariamente, bollos de angelito, de queso y mazorca se elaboraban en el hogar de los Pérez Miranda, siendo ella portadora de la tradición, una vez su madre fallece. Las calles del Barrio Abajo y sectores aledaños fueron, por muchos años, los lugares donde comercializó sus productos, siendo recordada por muchos residentes como una verdadera exponente de la cultura afrodescendiente.
  3. Raúl Angulo Cabrera: Pintor empírico reconocido por plasmar la cotidianidad de este sector popular de Barranquilla. Sus primeros acercamientos al universo de las artes se iniciaron a temprana edad, bajo la batuta de su madre. Su decisión de convertirse en artista plástico lo llevó a visitar la Escuela de Bellas Artes y rodearse de los docentes que allí impartían clase, como el maestro Efraín Arrieta. En la actualidad, cataloga su trabajo como surrealista, siendo el mar, el cosmos, las casas antiguas y el carnaval, los motivos que plasma en sus cuadros.
  4. Mario Alberto Miranda Marañón: Reconocido boxeador barranquillero, quien en su adolescencia y juventud se inclinó por varios oficios, entre ellos la carpintería, la natación y la gimnasia. Su interés en el boxeo inició en el Coliseo Humberto Perea al ver el estilo de boxear de Juan ´Latigo´ Vélez. En 1979 inicia su trayectoria deportiva profesional, al vencer al cartagenero Edelmiro Cassiani. Titulares en Deporte Espectacular: ¡Mario Miranda, el nuevo fenómeno del boxeo en Colombia, amables oyentes! y Diario el Caribe: ¡Nace una nueva estrella en el boxeo!, marcaron el inicio de la leyenda. En toda su carrera efectuó 44 combates, de los cuales ganó 39, perdió 3 y empató 2.
  5. Rafael Altamar López: Actual director de la cumbiamba El Cañonazo, con más de 50 años participando en el Carnaval de Barranquilla. Miembro de una dinastía de bailadores de cumbia que inicia con su madre Natividad López de Altamar y su padre Luis A. Altamar, quienes en 1948 crean la cumbiamba La Sartas de Boston. Tiempo después, participó en otros grupos de tradición como La Gigantona y el Tanganazo. En 1962, junto a las familias Ortega, López, De la Peña, entre otras, le dan vida a la cumbiamba El Cañonazo, inspirándose en un tema de la Sonara Matancera. Su labor como gestor del carnaval fue reconocida con la designación de Rey Momo 2010.
  6. Alberto Enrique Escobar Ospino: Conocido popularmente como Nito Cecilio, es uno de los artistas plásticos más importantes que ha dado Barrio Abajo. Hijo de la generación del 50 del siglo pasado, se inclinó por el dibujo a muy temprana edad. La muerte de su madre, en 1973, lo sumió en una profunda melancolía que logró superar cuando ingresó a la Academia de Aura Muñoz. Años más tarde, estudió en la facultad de Bellas Artes de la Universidad del Atlántico. De esta experiencia recuerda a grandes maestros como Guillermo Ardila, Álvaro Herazo y Roberto Burgos Ojeda. En sus obras retrata a diferentes personajes del carnaval para contar historias relacionadas con las problemáticas sociales que afectan al país.
  7. Juan Evangelista Herrera Cañate: Desde niño sintió pasión por el deporte, inicialmente por la “pelota caliente”. Hizo parte del equipo las Estrellas Negras, compartiendo jornadas de entrenamiento con Jorge Rentería. Al ser excluido de la preselección que representaba al Atlántico en el primer torneo nacional infantil, se distancia del beisbol. Así, su interés se vuelca al boxeo. Inicia como aficionado en 1968, alzándose con dos campeonatos nacionales, incursionando en el boxeo profesional en el año 1973, logrando muchas victorias, como cuando venció al japonés Takenobu Shimabukuro en peso mosca. En la actualidad, se dedica a enseñar pugilismo en diferentes gimnasios de la ciudad.
  8. Juan Evangelista Herrera Salgado: El Piragüero, como lo llamaban sus amigos y conocidos, por el carro que manejaba, muy a tono con el tema musical cantado por Conjunto Clásico; fue un exponente de la cocina tradicional. Inició su negocio de frituras en 1954, después de prestar por mucho tiempo su colaboración a Venancia Cañate. Su legado pasó a manos de su hijo Adalfredo Herrera Cañate, quien desde la edad de 17 años estuvo vinculado a esta tradición familiar. Hoy, la Casa del Piragüero es hoy punto de referencia de la cocina local, con diversidad de frituras entre las que sobresale su famosa Papa rellena.
  9. José Ignacio Cassiani Muñoz: Bajero de nacimiento, es popularmente conocido con el seudónimo de El Pavo. Heredó la pasión por la música y el baile de su padre Teófilo Cassiani Torres. Es percusionista empírico y desde 1999 director de la famosa comparsa La Rebelión de las Marimondas del Barrio Abajo, con la cual buscó reinterpretar los orígenes que hasta el momento se habían descrito de este peculiar disfraz. Fue embajador de las fiestas en el marco de la declaratoria del Carnaval de Barranquilla como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, en 2003; y Rey Momo de las fiestas en el 2008.
  10. Luisa Josefa Masco Yepes. Matrona quien desde niña mostró su temple de mujer emprendedora realizando con gran notoriedad trabajos domésticos a quienes requirieron sus servicios. Sin embargo, fue en la gastronomía que la “Vieja Luisa” encontró su vocación patrimonial, elaborando productos culinarios como pasteles, bollos limpios, arepas de dulce y frituras que a partir de las 5:00 am vendía en la inmensa cocina de su casa. Con la entrada de los años, legó sus saberes tradicionales a su hija Sofía Lugo de Crespo y su nieta Yesenia Crespo Lugo, quienes hoy en día deleitan el paladar de los comensales del barrio con sus preparaciones.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: