Como una muestra del compromiso que tiene la administración del alcalde Jaime Pumarejo para seguir fortaleciendo la seguridad y la sana convivencia en Barranquilla, se realizó la certificación como Promotores de Convivencia a un segundo grupo de jóvenes miembros del programa Vuelve y Juega, beneficiarios de procesos psicosociales para la resolución de conflictos entre agrupaciones juveniles.

Este segundo grupo de 40 jóvenes complementará las acciones del equipo de mediadores en convivencia, al servicio de la ciudad, quienes también recibieron su certificación el pasado 6 de septiembre. Asimismo, se convierten en replicadores de buenas prácticas para un correcto manejo de situaciones conflictivas.

Con la articulación de la Policía de Prevención y Educación Ciudadana, a través de los Espacios Pedagógicos para la Convivencia y Seguridad, se desarrollaron una serie de contenidos por medio de plataformas virtuales para el fortalecimiento de sus capacidades en mediación social y resolución de conflictos en los sectores priorizados de la ciudad.

El jefe de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana, Nelson Patrón Pérez, afirmó que “ya son 80 jóvenes los que se suman a esta actividad con la Policía Nacional, así se afianzan sus capacidades de liderazgo, se convierten en modelos a seguir ante otros jóvenes y son un apoyo para sus comunidades”.

El funcionario también explicó que “este ciclo de capacitaciones hace parte de un plan integral para la formación de nuevos agentes de cambio, quienes adicionalmente reciben otro tipo de talleres, visitas domiciliarias y orientación para emprender nuevas iniciativas juveniles, las cuales les permiten desarrollar habilidades para la reconstrucción de sus relaciones sociales y familiares”.

Por su parte, el teniente de la Policía Diego Satizabal declaró que “esta iniciativa se quiere replicar en todo el Distrito de Barranquilla para potenciar las condiciones, habilidades de nuestros jóvenes, y que ellos ayuden a la prevención de los delitos, con el objetivo de mejorar las condiciones de seguridad en la ciudad”.

Jesús Medina Bujato, joven beneficiario del programa, quien participó del proceso de certificación, aseguró sentirse muy emocionado por ser parte de esta experiencia y se mostró agradecido con los líderes del programa, con el Distrito y con la Policía Metropolitana de Barranquilla.

Durante la ceremonia de certificación se presentaron dos muestras artísticas por parte de Guardianes de la Convivencia como una manera de resaltar el nuevo logro de su equipo.

El modelo de ciclos de capacitaciones se replicará hasta finales de 2020, entre los beneficiarios del programa Vuelve y Juega, con el cual se estima que se llegará a 300 jóvenes de los barrios que reciben atención prioritaria por parte de la Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana del Distrito.

JR

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: