Nilson José Arcila Fernández, fallecido.

POR STEFANNY PADILLA
REDACTORA JUDICIAL

Sorprendidos y consternados se encontraban a las afueras de Medicina Legal, los familiares del joven Nilson José Arcila Fernández, de 25 años, quien murió ahogado en el caño de la Auyama.

Paola Fernández, hermana de la víctima, relató que su familiar no acostumbraba a meterse a las corrientes del caño, localizado en el centro de Barranquilla.

“Él estaba alrededor de las aguas porque siempre se acercaba para distraer la mente y de un momento a otro cayó”, expresó con voz entrecortada y lágrimas en su rostro.

Sobre la versión que reportaron las autoridades, que se encontraba bañando fue descartada; “él no acostumbraba a bañarse en esa agua, porque era sucia y además no sabía nadar, muchos dicen que lo empujaron, como otros dicen que se metió”, dijo la mujer.

El joven era de nacionalidad venezolana, llegó al país desde hace tres años por la situación económica, sin embargo en la ciudad se dedicaba a la venta de comida.

Su deceso se produjo en la tarde del lunes cerca al barrio Villanueva, siendo trasladado hasta el Hospital General de Barranquilla, donde los médicos de turno confirmaron que había llegado sin signos vitales.

Una vez el instituto entregue el cuerpo, será trasladado hasta Venezuela para darle cristiana sepultura.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: