Video tomado de Impacto News

El escándalo generado en redes sociales por la condiciones físicas en que se ve el acordeonero Julián Rojas por su adicción a las drogas se hizo viral y produjo todo tipo de opiniones y reacciones, recoge en su portal Impacto News.

Algunos internautas rechazaron la publicación al considerar que las imágenes atentaban contra la intimidad y la dignidad del artistas, otros en cambio y otros, piensan que era mejor hacer público el estado actual de Julián Rojas para ayudarlo a salir de su recaída en las drogas.

Esto es lo que dice sobre el tema el Rey Vallenato: “En estos momentos estoy recuperando mi norte, ese video no me afecta, afecta a mi familia, porque Jairo Hernández Villazón, el dueño de ‘Hombres de Bien’ en Valledupar, no debería atacar a una persona que estuvo en su centro de rehabilitación, porque estuve allá y de nada me sirvió.

Esto fue una venganza porque no mencioné su centro en el programa Los Informantes, yo no fui allá de muñequito, yo no me presto para eso, allá no fue al artista, allá fue el ser humano”, indicó Julián Rojas.

Asimismo, señaló que la persona que publicó el video no va a ganar nada con eso, ya que lo que hizo fue “enlodarse” él mismo “porque yo estuve en su centro de rehabilitación, y yo vi cuando me firmó el video, yo hablé con él anoche, después de que había llegado en el mismo carro y me lo había firmado con uno de sus ayudantes”.

“Me voy para Cuba porque necesito desintoxicarme, tengo que seguir luchando, necesito un lugar donde me brinden ayuda psicológica y psiquiátrica, un centro donde me atiendan profesionalmente para que pueda recuperarme y regresar con mi familia. Tengo que recuperarme yo, el primero es el capitán del barco, tengo que recuperar mi norte y tengo que agarrar firme el timón”, expresó el artista.

“Ese señor no tenía porque firmarme en la condición que yo estuviera, y yo soy el que siente el dolor del consumo, y no me da pena decirlo, ustedes conocen mi lucha, son 35 años en la lucha y al ser humano se le ayuda con amor y no buscar la forma de difamarlo para quitarle el valor y quitarle contratos, nada ganó, lo que ganó fue el repudio de toda la población y su fundación, porque acostumbran a burlarse de las personas que estuvieron ahí”, finalizó Julián Rojas.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: