En una operación de interdicción marítima, unidades de la Estación de Guardacostas de Cartagena lograron la incautación de 1248 kilogramos de clorhidrato de cocaína contenidos en 1247 paquetes rectangulares, los cuales fueron abandonados por sus tripulantes en el interior de la motonave “Jiuta” de bandera colombiana, una vez se emplayaron en la isla de Tierrabomba y emprendieron la huida al notar la presencia de las Unidades de Guardacostas de la Armada de Colombia.

La motonave sospechosa tipo Go Fast, fue detectada oportunamente por la Estación Control Tráfico y Vigilancia Marítima y Fluvial a cuatro millas náuticas al noreste de la boya de mar, la cual de inmediato alertó a una Unidad de Reacción Rápida -URR- de la Estación de Guardacostas de Cartagena destacada en la zona y se procedió a iniciar la persecución de la embarcación. La presión militar ejercida por el personal a bordo de la unidad de guardacostas condujo a que los tripulantes emplayaran y abandonaran la embarcación antes de ser abordados por el personal de la Armada de Colombia.

La motonave y el alijo incautado fueron llevados hasta el muelle de la Estación de Guardacostas de Cartagena, en donde se dio inicio a la inspección detallada y efectivos de la Policía Antinarcóticos de la Seccional de Investigación Judicial –SIJIN- de Cartagena realizaron las Pruebas de Identificación Preliminar Homologadas –PIPH-, arrojando resultado positivo para clorhidrato de cocaína.

La cocaína incautada, avaluada en un valor cercano a los XXXXX millones de dólares en el mercado ilegal internacional, fue puesta a disposición de funcionarios de Policía Judicial.

La Armada de Colombia a través de sus unidades adscritas a la Fuerza Naval del Caribe, mantendrá el desarrollo de operaciones ofensivas que contribuyan a cerrar los espacios marítimos a las organizaciones al margen de la ley que pretenden hacer uso ilegal de las aguas del mar Caribe colombiano.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: