Remisión y falta de ambulancias en Malambo, una calamidad para buscar la muerte

¿Dónde están los 3 vehículos que habían?

¿Dónde están las ambulancias de Malambo? ¿Por qué solo funciona una? ¿Qué hicieron con los vehículos que donó el ex gobernador Eduardo Verano?, de esta manera el docente José María Colomo denunció la negligencia que existe en Malambo, debido a la carencia de vehículos que son destinados para el servicio de los pacientes.

La situación es traumática y angustiánte para los habitantes porque al momento de una remisión para otro centro asistencial, hay dos opciones: esperar horas decisivas por una ambulancia para saber si están a tiempo de salvar su vida o morir en el intento, aseguró Colmo.

El educador y padre de familia contó que hace 15 días vivió un desgarrador suceso, “mi hijo Dílan Andrés, de 22 años, tomó de manera equivocada un desparasitánte e inmediatamente fue llevado al Hospital de Malambo, donde le prestaron los primeros auxilios para sacarlo de la crisis respiratoria. Sin embargo, mi hijo debía ser remitido a un hospital de mayor complejidad frente a las condiciones en que se encontraba, a partir de ahí se comenzó a gestionar una remisión para que le pudiesen brindar una mejor atención”, afirmó.

Transcurrían las horas y la remisión no había sido aprobada, sentía que iba a perder a mi hijo por la espera a la que fuimos sometidos en el hospital, gracias a la oportuna gestión de un diputado, a quien le pedí su colaboración clamándole ayuda en la madrugada, a los minutos me entregaron la orden de remisión para que mi hijo lo trasladaran al hospital de Sabanagrande en una ambulancia que cobró prácticamente los pasajes, porque estaban pidiendo para la gasolina, sostuvo el señor José María.

De cara a esta desidia que ha acabado con la vida de miles de personas, el profesor tomó valor para hacer público el caso de su hijo y evitar que a otros le suceda lo mismo. “No hay asistencia oportuna y es por ello que se pierden muchas vidas”, indicó el padre de Dílan.

Por otra parte, se refirió al caso de un joven que murió en Malambo por la misma razón, ‘falta de ambulancia y orden de remisión’, “me enteré de lo que pasó con este joven porque una muchacha llegó gritando en la cancha La Magdalena, que su hermano se estaba muriendo en el hospital de Malambo desde las 4 de la mañana y no había salido la remisión. El alcalde del municipio la escuchó e hizo una llamada a la secretaria de Salud para que enviarán una ambulancia, la cual nunca llegó y el joven falleció”, relató el educador.

Añadió: “también presencié el caso de la joven embarazada que tenía 4 horas esperando una ambulancia porque su bebé había ensuciado dentro del vientre y tenía que ser intervenida de inmediato”.

Con base en las calamidades antes mencionadas, José María Colomo le hace un llamado de manera muy respetuosa a los entes de control y a la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, para que hagan un inventario con respecto al sistema de ambulancias. “En los puestos de salud ellos hacen lo que humanamente esté a su alcance y al momento de remitir de nada sirve el trabajo del médico”, manifestó.

“Las ambulancias están averiadas desde hace 3 meses, no es posible que solo exista una para la atención de la ESE”, concluyó.

Señor alcalde Rummenigge Monsalve, por qué dejar al descuido un elemento tan primordial para la salud de los pobladores del municipio y el resto del departamento como lo son las ambulancias, recuerde que resultan indispensable para trasladar pacientes en emergencia y a estas alturas del partido Malambo solo cuenta con una. Es una desgracia que un municipio que lidera muy buenos recursos, permita que su gente padezca calamidades.

Alcalde, no sería nada descabellado que los $60 millones que se gastará Malambo en la contratación relacionada con el manejo de redes sociales y estrategias digitales, para satisfacer a particulares, mejor le inyecte platica a las ambulancias y no espere que su pueblo denuncie por los malos servicios. Aquí nada más son intereses apartados de las necesidades de la comunidad.

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!  

Comenta aquí: