“No hay lugar donde la gente sea más disciplinada que en las iglesias”: aseguró el Arzobispo de Barranquilla

*El religioso consideró que es una mala propaganda el señalamiento de los focos de contagio en los templos.

Frente a los prejuicios de algunos ciudadanos en el país con respecto a los cuestionamientos que señalan a las iglesias como un foco de contagio de Covid-19 y el para qué de su reapertura, si Dios está en todas partes, monseñor Pablo Emiro Salas Antelíz, Arzobispo de Barranquilla, se pronunció e indicó: “es una mala propaganda que no sabemos quieén la está haciendo y no es cierto. No hay lugar donde la gente sea más disciplinada que en las iglesias”, sostuvo.
Salas Antelíz, consideró que un centro de contagio puede ser cualquier lugar. Los sitios que el Gobierno Nacional abrió paulatinamente tienen más peligro de contagio que los templos religiosos, porque los fieles que asisten a los cultos litúrgicos son disciplinados, ya que están separados 2 metros uno del otro.
Sin embargo, el religioso explicó que en el caso de algunas reaperturas como restaurantes, las personas están sentadas 4 en una misma mesa, en los centros comerciales los visitantes no cumplen con un distanciamiento y nadie los controla, en el Malecón del Río, tampoco hay cumplimiento de 2 metros de distancia; así como también en los parques y moteles.
«El buen comportamiento de los fieles no es comparado al irrespeto que se logra ver en las calles, en el Paseo Bolívar, en los gimnasios, entre otros sitios”, agregó el Arzobispo.
Monseñor también detalló: “hasta el momento 30 iglesias han reaperturado de 160 que existen entre Barranquilla y el Atlántico. El resto irá abriendo progresivamente”. Los templos religiosos están cumpliendo los protocolos y los feligreses escuchan la celebración en sus asientos, separados y sin moverse durante 1 hora, precisó.

Retraso de reapertura

Los ciudadanos deben tener paciencia y esperar la reapertura de su templo más cercano para inscribirse a través de vía telefónica o plataformas digitales, con el fin de reservar un cupo para asistir al templo. Asimismo, es importante que los feligreses conozcan el protocolo que se establece para asegurar una reapertura gradual y segura basado en: Antes, durante y después.
Cabe anotar, “ninguna parroquia sin mi autorización va abrir sus puertas, ni puede abrirlas”, expresó monseñor.

De acuerdo con las celebraciones del fin de semana, el Arzobispo de Barranquilla, Emiro Salas Antelíz, dijo que se pudo evidenciar que el orden ha sido estupendo; ya que las personas han sido fácil de conducir y todo ha transcurrido sin mayores dificultades. Hasta ahora el informe de las iglesias ha sido muy satisfactorio con el buen comportamiento a sabiendas que el aforo es de un 50%, “hemos hecho una campaña de difusión muy clara y eficiente».

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: