*Era de esas jóvenes inquietas, que se querían comer el mundo con una energía y un carisma que deslumbraba a su numerosa clientela.

Exitosa. A sus 28 años Juliana había recorrido el mundo. Había viajado varias veces a China y Los Ángeles en busca de mercancía que luego vendía a crédito y al por mayor y detal.

Una foto en Cancún, México, deja en evidencia su gracia, su alegría y denotaba la magia y esa buena aura que la caracterizaban.

Nunca pasaba inadvertida. Caminaba por el centro con la frente en alto, siempre elegante buscando sus clientas.

Su firma Moods, era muy apetecida por sus clientas, por su buen ojo para escoger prendas elegantes, de full moda e impactante.

Pero impacto y lágrimas fueron las que corrieron ayer por los rostros de sus numerosos amigos y familiares cuando se conoció la noticia fatal de su suicidio.

Numerosas personas de la farándula como la modelo y empresaria Elianis Garrido y el estilista Kevin Mendoza enviaron tristes mensajes.

No podían creer que Juliana Real, la joven emprendedora y dinámica que conocieron hubiese partido al más allá tan joven y con tanto mundo por recorrer.

En el centro el gremio de comerciantes y amigos de la empresaria fueron a la Clínica Portoazul en busca de confirmar lo que se estaba escuchando.

Y sí, Juliana al parecer estaba viviendo hace seis semanas una profunda crisis depresiva producto de la parálisis comercial que vive el país por la pandemia.

Compromisos adquiridos y negocios paralizados fueron el ingrediente que se mezcló para entristecer a la dinámica profesional.

En el Centro

No solo por su juventud y belleza era reconocida por muchos comerciantes del centro de la ciudad, sino por su gran talento y la forma amplia que tenía para explicar todo lo relacionado sobre el negocio.

Una de las que quedó impactada por la juventud y el emprendimiento de Juliana fue la directora de Asocentro, Dina Luz Pardo, quien recuerda que tuvo la oportunidad de conocerla durante una capacitación que ofreció la Dian sobre virtualidad.

‘Yo tomé la palabra y le hablé a los comerciantes sobre la importancia de capacitarse en el tema de la virtualidad y fue cuando Juliana Real que hasta ese momento no conocía, me pidió que le regalara parte de mi tiempo para ella también intervenir’, manifestó Dina Luz Pardo.

Asegura Dina Luz que la intervención de la joven fue muy asertiva y hasta brillante, dio muchas luces sobre las nuevas tecnologías, pues explicó que ella venía desde hace algún tiempo trabajando con las redes sociales con muy buenos resultados y nos dijo que entendía que algunos comerciantes eran mayores lo cual los hacía poco amigos de la virtualidad, pero que los invitaba a ir aprendiendo y conociendo ese gran mundo porque era necesario para los negocios.

A partir de ese momento, cuenta Dina Luz Pardo, me pareció una comerciante prometedora, con mucho futuro de la cual se podía aprender muchísimo, por ese dinamismo y esa pasión que desbordaba por el comercio y los negocios.

‘’A partir de allí entablamos un contacto, y hasta le dije que ella para mí era una inspiración por ese potencial que ella sacaba para salir adelante en sus negocios,  a lo cual ella me agradeció por esas las palabras.

Explicó finalmente Dina Luz Pardo que desde el mes de junio no la volvieron a verla en redes sociales y solo hasta este jueves que se enteró de la triste noticia.

Pero antes, Juliana Reales, cómo al mes de haberse iniciado la pandemia, llamaba un poco inquieta a la Directora de Asocentro para preguntarle que si el centro se abriría prontamente, por lo que la ejecutiva le respondía que estaban en manos del gobierno y la evolución de la pandemia, pero que había que tener calma porque todo se iba a superar.

‘Uno no entiende porqué suceden estas cosas, eso solo lo sabe Dios, solo le pido al Creador que le dé fortaleza a su familia y que ella descanse en paz’, remató diciendo la directora de Asocentro, Dina Luz Pardo.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: