Puente Pumarejo

La Contraloría encontró siete irregularidades luego de evaluar la gestión de los contratos para la construcción del puente Pumarejo, en la cual se realizó una inversión de $800 mil millones de pesos.

En el informe de conclusiones elaborado por el ente de control, se destacó la suscripción del otrosí modificatorio al contrato de obra número 0642 de 2015. Al parecer la Contraloría no encontró justificaciones precisas para la viabilidad de dicha cláusula, dentro de la documentación que aportó Invías.

Otra de las irregularidades que señala el ente de control tiene que ver con 67 de los 175 ítems requeridos para la ejecución del proyecto fueron ofertados por un valor inferior al referido en los pliegos y los restantes ítems se ofrecieron al precio máximo del presupuesto oficial.

En le informe además se cuestiona el efecto económico que trajo consigo el cambio de norma sísmica de diseño de puentes en el país por parte del Ministerio de Transporte en el 2015. Esto debido a que tras el ajuste del diseño elaborado, se aprobaron se aprobaron 268 ítems nuevos, que no estaban previstos y que requirieron $120 mil millones más para dar cierre financiero al proyecto.

En la revisión del reporte de las reservas presupuestales entregado por el Invías para las vigencias 2015, 2016, 2018 y 2019, el ente de control afirma que se configuran fallas del sistema de control interno del instituto, considerando que los funcionarios a cargo debieron gestionar con antelación a la tesorería para la constitución de las reservas presupuestales dentro del término establecido.

En lo que respecta al desarrollo de la ejecución de aprobaciones presupuestales determinadas para este contrato, la Contraloría estableció que se habrían constituido un total de trece reservas presupuestales por un monto que supera los 37 mil millones de pesos.

De igual forma, se hallaron inconsistencias en algunas de las 107 facturas por más de $678 mil millones que fueron entregadas por Invías relacionadas con la ejecución del contrato.

Por último, el ente de control pudo evidenciar en l informe que la no reclasificación de los saldos de la cuentas de bienes de uso público en construcción a bienes de uso público en servicios con base en la aplicación del principio de esencia sobre la forma, trajo como consecuencia la por incorrección material por un monto superior a los 772 mil millones de pesos.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: