Rusia se la juega toda por su vacuna anti covid-19 y será la primera en ser registrada a nivel mundial sin haber finalizado los ensayos clínicos, para ello anuncia fecha de presentación del biológico este 12 de agosto.

Según el viceministro de Salud, Oleg Gridnev, después de que a principios de semana el ministro ruso de Sanidad, Mijaíl Murashko comunicara que en octubre se llevaría a cabo una campaña de vacunación masiva, aun sin haber comenzado la fase III de la investigación, que supone testar el producto en miles de personas.

“En este momento, la última y tercera etapa está en marcha. Los ensayos son extremadamente importantes. Tenemos que entender que la vacuna debe ser segura”, señaló Grindnev en declaraciones recogidas por el medio ruso SputnikNews.


Por otro lado, el Centro de Investigación Estatal de Virología y Biotecnología de Vector de Rusia trabaja en el desarrollo de otra vacuna con intención de que empiece a ser producida en noviembre.

“Esperamos comenzar la producción ya en noviembre de este año. Por lo tanto, más cerca del final del año y el comienzo del próximo año podemos hablar sobre el cambio a la vacunación al menos para las personas de grupos de riesgo con un cambio adicional a la vacunación masiva”, indicó el director general del instituto, Rinat Maksyutov, en el canal de televisión Rossiya.
Anthony Fauci, principal especialista en enfermedades infecciosas de los Estados Unidos, puso en duda el enfoque de vía rápida de la vacuna rusa.

“Espero que los chinos y los rusos estén probando una vacuna antes de administrar la vacuna a cualquier persona, porque las afirmaciones de tener una vacuna lista para distribuir antes de realizar la prueba creo que es problemático en el mejor de los casos”, aseveró.

También la Organización Mundial de la Salud (OMS) reaccionó con cautela ante la vacuna rusa y recordó que deben cumplirse todas las fases de testeo antes de que se conceda una licencia.

“Hay actualmente cientos de vacunas en proceso de prueba, y deben cumplir las guías y regulaciones para proceder de forma segura”, destacó el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, quien recordó en ocasiones “se reportan hallazgos que luego tardan en pasar por todas las fases necesarias” antes de poder aplicarse de forma general.

La última lista completa de ensayos de vacunas en todo el mundo de la Organización mundial de la Salud (OMS), en la que se presenta un total de 26 candidatos, no recoge la investigación rusa.

Polémica por robo
Además de la polémica por su lanzamiento temprano de su vacuna, Rusia ha protagonizado más controversia. A mediados de julio la Administración Trump informó de que la inteligencia rusa había hackeado centros internacionales donde se desarrollan inoculaciones de coronavirus.

Gran Bretaña y Canadá también se unieron a esta acusación. El Centro de Seguridad Cibernética de Gran Bretaña (NCSC) advirtió que numerosos países son blanco del grupo conocido como APT29 que, según apunta este organismo, forma parte “casi seguro” de la inteligencia estatal rusa.

Sin embargo, el embajador de Rusia en el Reino Unido, Andrei Kelin, lo negó.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: