El pasado 11 de agosto se registró una riña que tuvo lugar en la vereda Chimbí de Melgar, que dejó como resultado tres personas heridas y un hombre muerto. La policía, que llegó al lugar de los hechos, realizó la captura en flagrancia de una joven pareja que resultó con laceraciones.

Fue así como la Fiscalía General de la Nación de Icononzo presentó en audiencia concentrada a Carri Lorena Hernández Ospina y Cristian Andrés Cortes Pedreros, tras su detención, cuando presuntamente segaron la vida de Héctor Díaz Rivas de 37 años.  Junto a ellos fue aprehendida una adolescente de 16 años, la cual fue dejada a disposición de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Los hechos

Los confusos hechos tuvieron lugar en horas de la madrugada del domingo 9 de agosto, cuando un vehículo ocupado por cuatro personas en aparente estado de embriaguez, paró en una tienda que se encontraba cerrada. Los hombres se habrían bajado a golpear la puerta para que les vendieran más alcohol, pero las personas que habitan la vivienda salieron ofuscadas. Ante la negativa de vender se habría presentado una riña entre todas las personas que se encontraban en el lugar, razón por la cual los vecinos tuvieron que llamar a la policía. 

Al llegar al lugar solo encontraron a cuatro personas heridas, tres de ellas residentes de la vivienda, por lo que todos fueron trasladados a un centro asistencial para ser valorados por el personal médico. Infortunadamente, un hombre de 37 años, identificado como Héctor Díaz Rivas, tenía que ser llevado a otro centro de mayor complejidad debido a la gravedad de sus heridas, pero en el camino sufrió un paro cardiorrespiratorio debido a una perforación en un pulmón.

La audiencia

Luego de que sus heridas fueran valoradas, los dos jóvenes de 24 y 27 años de edad capturados fueron presentados ante un juez, quien, por la sospecha del homicidio de Díaz Rivas, decidió afectarlos con medida de aseguramiento intramuros mientras se esclarecen los hechos y se logra comprobar o descartar que fueron los autores materiales de la muerte del sujeto. Cabe resaltar que ninguno aceptó responsabilidad alguna.

Se conoció que Hernández y Cortes son padres de dos menores de edad, quienes ahora esperan en cas a que resuelvan su situación judicial.

Ref.Extra

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: