Los habitantes han realizado manifestaciones exigiendo alcantarillado.

Líderes en Ponedera denuncian que a pesar de que el barrio aparece registrado con alcantarillado, sus casas continúan con fosas sépticas, las cuales muchas colapsaron.

Se trata del barrio Los Trupillos en donde las aguas negras han terminado en las calles causando además de un problema sanitario, riñas entre los habitantes.

Daniel Tapias, líder del sector, señaló que la alcaldesa del municipio no le ha prestado atención a este problema sanitario.

En el patio tenemos una fosa que es donde termina las aguas residuales del baño y el agua que no es del retrete termina en la calle, pero cuando se nos llena la otra, no tenemos dónde arrojarla, hace años lo hacíamos en el monte que hoy no existe con las construcciones que se han dado”, explicó.

En las últimas horas los habitantes del sector realizaron manifestaciones en la vía principal de la población.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: