La Policía Nacional en el municipio de Segovia, mediante actividades de patrullaje y verificación del cumplimiento del aislamiento preventivo obligatorio, sorprendieron a 80 personas aproximadamente, departatiendo en el balneario ´el charco el rey´, violando el toque de queda, la cuarentena y las medidas de bioseguridad para prevenir el contagio del COVID-19. 

Los hechos ocurrieron en la vereda Bolivia, donde las personas se encontraban haciendo sancochos, asados y demás actividades recreativas, momentos en los cuales fueron sorprendidas y  varias personas emprenden la huida del lugar.

Tras la irresponsabilidad y la falta de sensibilización de los ciudadanos, las unidades policiales procedieron a la suspensión temporal de la actividad del establecimiento durante 10 días, quienes deberán pagar una multa de $936.000 mil pesos.

A las personas que se encontraron en este lugar, se les impartieron 22 órdenes de comparendos por el incumplimiento al decreto 126 dispuesto por la alcaldía municipal de Segovia, quienes también deberán pagar una multa de $936.000 mil pesos, quienes además con su falta de responsabilidad se les encontró dentro del establecimiento menores de edad.

Es de anotar que al dueño del balneario es la segunda vez que se le hace el cierre al establecimiento, ya que durante el mes de mayo del año en vigencia, también incumplió con las normas del aislamiento preventivo obligatorio; además las personas que se encontraban allí no tenían todas las medidas de bioseguridad como el uso del tapabocas.

La Policía Nacional hace un llamado extensivo a la comunidad antioqueños, a que se queden en casa, ya que el aumento de contagiados del COVID-19, va en aumento y en estos momentos debemos velar y cuidar el bienestar de nuestras familias, pues es la vida de todos la que está en juego; además es primordial acatar todas las normas en cuanto al aislamiento preventivo obligatorio para así evitar sanciones y/o comparendos.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: