El hecho ocurrió el 4 de agosto en el barrio Villas de Aranjuez, en Cartagena.

POR STEFANNY PADILLA
REDACTORA JUDICIAL

La intolerancia, la falta de amor, compromiso, exceso de discusiones, expectativas no realistas, falta de igualdad en la relación, abusos, problemas económicos o falta de habilidad para resolver los problemas, son las causas más comunes de las separaciones entre parejas.

Este fue el caso de una mujer que falleció en la tarde de ayer martes la Clínica Reina Catalina de Barranquilla tras sufrir graves quemaduras en su cuerpo, después que su compañero sentimental le rociara alcohol y le prendiera fuego.

Katia Elena Pérez Bello, quemada por su pareja.

El nuevo caso de violencia intrafamiliar ocurrió el 4 de agosto en el barrio Villas de Aranjuez, en el suroriente de Cartagena.

Hechos

La víctima, identificada como Katia Elena Pérez Bello, de 38 años, natural de San Onofre Sucre, se encontraba al interior e su habitación dialogando con su pareja Mario Fidel Pedroza, y le comentó que no quería seguir viviendo con él, esta frase fue el detonante que lo llenó de ira y en un momento de rapidez tomó un frasco de alcohol y lo roció sobre el cuerpo de ella, para luego con un fósforo le prendió fuego.

Así quedó la habitación donde se presentó el caso de violencia.

La mujer envuelta en llamas salió del cuarto para dirigirse al baño, donde el hombre tras su criminal acción intentaba lanzarle agua para sofocar las llamas, pero ya el daño era irremediable.

Entre el desespero la mujer fue trasladada por su pareja a la Sala de Urgencia de la Clínica Madre Bernarda, donde ingresó y lograron estabilizarla, pero decidieron remitirla a la Clínica Reina Catalina en la capital del Atlántico, debido a la gravedad de las heridas que sufrió.

Los galenos de la clínica en Barranquilla confirmaron en la tarde del martes a sus familiares, que Katia había fallecido por la complejidad de las quemaduras.

Luz Mary Batista Alcazar, prima de la hoy occisa.

En la mañana de ayer, familiares de la mujer se encontraban a las afueras del Instituto de Medicina Legal y explicaron a Diario LA LIBERTAD que los hechos se presentaron por la decisión de ella en no continuar conviviendo como pareja.

“Ella estaba dialogando con él porque ya no quería tener nada y allí fue donde sucedieron los hechos, él decidió hacerle daño al quemarla con alcohol”, aseguró Luz Mary Batista Alcazar, prima de la hoy occisa.

De la víctima se supo que era ama de casa y dejó tres niños menores de edad.

Agresor

Luego de que la mujer ingresara al centro asistencial en Cartagena, los médicos en turno activaron la ruta de atención a casos de violencia de género, con policías de la Metropolitana, que de inmediato iniciaron la identificación y ubicación del presunto agresor, su compañero permanente.

La presión de los policías condujo a la entrega voluntaria de Mario Pedroza, en las instalaciones del CAI San Pedro, el mismo día de los hechos, siendo capturado y judicializado por el delito de violencia intrafamiliar, pero fue puesto en libertad y vinculado al proceso penal en su contra.

Sin embargo, la Fiscalía adelanta las investigaciones frente a este hecho de feminicidio, y se espera en las próximas horas que sea expedida en su contra una orden judicial, para su captura y presentación ante la autoridad judicial.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: