Polémica en redes sociales ha desatado la adquisición de un sistema de ciberinteligencia basado en inteligencia artificial que adelanta la Policía.

Pero dicho sistema se podría perfilar, rastrear y hasta ubicar a los usuarios de redes sociales, teniendo, incluso, acceso a la información privada que generalmente se requiere para hacer uso de cuentas de Facebook, Twitter, Telegram e Instagram.

Quien encendió la polémica fue el usuario @JuanPoe, quien subió a su perfil en Twitter varios pantallazos de cómo se está adelantando dicha licitación.

El proceso de adquisición de este sistema está consignado en la resolución 0133 del 27 de julio de 2020, firmada por el general Jesús Alejandro Barrera Peña, director de Inteligencia de la Policía (Dipol).

Según la Unidad Investigativa del diario El Tiempo, en el documento consta que se planteó una inversión de 4.498 millones de pesos, con el fin de adquirir 3 servidores; 1 switch 48 puertos; 2 switch 24 puertos; 1 firewall; 1 software Osint; y 1 canal dedicado de internet por tres años.

En las condiciones técnicas requeridas para participar en la licitación se advierte que el sistema debe permitir al analista definir cualquier tema y monitorear dinámicamente la actividad de las redes sociales y de mensajería instantánea que cuentan que cuentan con links públicos como Facebook, Telegram, Twitter, Instagram. La plataforma podrá incorporar otras fuentes gracias a su modularidad.

Este sistema, según según documento oficial consultado por el periódico capitalino, permitiría la geolocalización de los usuarios de redes y plataformas de mensajería objeto del rastreo, incluyendo nombres, fechas de nacimiento y -entre otros ítems- quiénes son sus seguidores y cómo se dan las interacciones.

Se exige que para poder participar en el proceso licitatorio se cuente con la capacidad tecnológica para generar alertas hashtag, publicaciones, identidades y patrones de comportamiento, tanto en redes como en plataformas de mensajería instantánea.

Esto se usaría para que el analista de inteligencia que opere el sistema, si se llega a adquirir, pueda caracterizar fenómenos o tipos de entidades “dentro de la información pública colectada”.

El matutino buscó a la Policía para obtener su postura sobre el “sistema de ciberinteligencia basado en inteligencia artificial”, y lo primero que advirtieron es que su uso será para actuaciones lícitas y dentro del marco legal y que solo se circunscribirá a los datos públicos de las redes.

Fuentes autorizadas de la institución aseguraron que lo que se busca es “atender los riesgos y las nuevas dinámicas criminales que trajo consigo el avance tecnológico como actividades delictivas de diversa índole, desde comportamientos de acoso escolar y extorsión, hasta reclutamiento criminal”.

Y añadieron: “El proceso de contratación es público y las condiciones técnicas del proyecto no están orientadas a violentar la intimidad y datos personales de las personas, toda la información recolectada será pública”.

Desde la institución también enfatizaron que el uso de este sistema será exclusivo de la Dirección de Inteligencia, precisamente con el fin de salvaguardar su correcto manejo.

Y explicaron que la misma ley de inteligencia permite que se recolecte información para prevenir delitos de toda índole, siempre y cuando se ejecute dentro del marco legal. De hecho, recordaron que hay jurisprudencia de la Corte Constitucional que lo ratifica.

“La información recolectada será aquella de naturaleza pública que las personas en su cotidianidad voluntariamente publican en los entornos virtuales y que, por lo mismo, cualquier persona aún sin ser un organismo de inteligencia o de seguridad del Estado, podría acceder de acuerdo a las condiciones establecidas en la web”, enfatizaron desde la Policía.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: