Un llamado urgente de alerta realizó la Personería de Bogotá a las autoridades ante la falta de suministro de alimentos o su entrega en mal estado a los privados de la libertad de la mayoría de estaciones de Policía y las URI de la ciudad, así como ante el incremento del hacinamiento en esos lugares, pese a los anuncios de su reducción. Tampoco llegaron los alimentos a las cárceles de la Picota y La Modelo.

En las estaciones de Santa Fe, La Candelaria, Los Mártires, Fontibón y Ciudad Bolívar llegó el desayuno a las 9 de la mañana, pero no apto para el consumo humano.

Una revisión del Ministerio Público Distrital determinó que el desayuno llegó tarde a la mayoría de estaciones, sin embargo, ni el almuerzo ni la comida habían llegado a las 9:40 de la noche de ayer a Puente Aranda, Kennedy, San Cristóbal, Santa Fe, Los Mártires, Rafael Uribe, Usme, Terminal, Aeropuerto, Antonio Nariño, La Candelaria, Fontibón y Usaquén. En Ciudad Bolívar llegó el almuerzo, pero la cena no y el desayuno en deficiente estado.

El nuevo proveedor se llama Unión Temporal Compartir 2020, firma contratada por USPEC (entidad que administra los recursos del INPEC). Su deber es entregar los alimentos a los privados de la libertad en 16 estaciones de Policía, las URI y las dos cárceles.

Empeora hacinamiento

Para completar, la situación de hacinamiento en las URI y estaciones de Policía empeoró, pues la ocupación pasó de 1.969 personas privadas de la libertad al 6 de julio a 2.231 al 3 de agosto, cuando la capacidad máxima de estos centros de retención transitoria es de 872 personas, lo que representa un hacinamiento del 155,8%.
La Estación de Tunjuelito tiene un hacinamiento del 1.066%, su capacidad es para 6 personas y hay 43. Los Mártires puede albergar 20 personas y tiene 72, es decir, un hacinamiento del 505%. La Estación de San Cristóbal tiene una sobreocupación del 488,6% y Usaquén del 440%.

Le siguen con graves problemas de sobreocupación Rafael Uribe con 380%, Engativá 377%, Kennedy 320%, Teusaquillo 310% y La Candelaria con 300%.

Entre tanto la URI de Kennedy tiene un hacinamiento del 172% y las celdas de la Sijin tienen un hacinamiento del 106 y 105%.

En las URI y estaciones de Policía había hace un mes 923 imputados y 492 condenados que no tendrían que estar allí y 19 personas más con medidas domiciliarias. Hoy hay 1.498 imputados, 615 imputados y 22 privados de la libertad en detención domiciliaria.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: