El médico Oscar Romero murió al contraer coronavirus debido a encontrarse en la primera línea de batalla contra la enfermedad pandémica.

Romero era un amante de la salsa, por lo que una de sus peticiones fue que si moría, prendieran la Troja con el Sonido Bestial y su viuda lo bailara sola en el establecimiento y la carroza fúnebre se parqueara en toda la entrada.

La actriz, cantante el influencer, Marianne Schaller, más conocida como ‘Soy bemba colorá’, le rindió un sentido tributo a su papá, el médico especialista Óscar Romero De Las Salas, antes de sepultarlo en el cementerio Jardines de la Eternidad, este sábado.

La caravana partió rumbo a la funeraria, pero antes hubo una parada, promovida por Schaller. Era la esquina del estadero La Troja, ubicado en la esquina de la calle 74 con carrera 44.

Pese a que el establecimiento lleva cerrado varios meses, por la pandemia del Covid-19, la actriz (ha participado en producciones como La Nocturna, El Man es Germán, Los Morales, La Ronca de oro, El Joe, La Selección, Mujeres al límite, Amor de Carnaval) se bajó de una de las camionetas y en el andén bailó por varios minutos la canción ‘Sonido bestial’, de Richie Ray & Bobby Cruz, que tanto le gusta a su padre.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: