Analizando cada uno de ellos para poder lograr un análisis responsable y consecuente que nos permita determinar de forma objetiva si son congruentes con las verdaderas necesidades de nuestro Departamento o si por el contrario alguno de ellos responden solo a caprichos del gobernante de turno y su séquito de aduladores.

Quiero decirle a los jóvenes que no es necesario la creación de un fondo para la gratuidad de la educación superior, ya este existe desde hace 15 años en la Unimagdalena, lo que ha faltado es el cumplimiento de la palabra de un gobernador que lamentablemente adolece de ella.

Hoy quieren enfrentarnos a la juventud basados en falacias sin fundamento alguno a nosotros quienes los hemos defendido. Cómo todo gobierno izquierdista repite tanto una mentira que hace parecer que fuera una verdad, pero hoy les digo Jovenes, no se dejen engañar, si el Gober show hubiera querido ya estarían los recursos por 3.500 millones girados a la Universidad, como lo hizo el Alcalde de Ciénaga y el del Banco, el Gobierno Nacional y la misma Universidad que con todos estos esfuerzos aunados lograron la gratuidad al 100% en los estudiantes de los estratos 1, 2 y 3 y el 50 % en los restantes estratos y desafortunadamente la mayoría de estos jóvenes que aún no han alcanzado a ser beneficiados con la gratuidad total son de Santa Marta por la falta de criterio de una alcaldesa que es incapaz de dar un paso sin que se lo autorice su jefe Caicedo.

Si el gobernador y la alcaldesa hubieran girado los 7 mil millones prometidos, no solo hubiera alcanzado para este semestre sino que se hubiera garantizado la gratuidad en el próximo.

Entonces presentan un proyecto para recolectar bases de datos de jóvenes en el departamento y politizar de la manera más sucia y vil la educación, para obligarlos a repetir como loros su ideología vaga y muchas veces odiosa a fin de obtener cualquier tipo de beneficios y por supuesto para hacer negociados a su libre albedrío con recursos que son intocables y a la vez para irrumpir y pasar por encima de la autonomía universitaria.

Si en realidad quieren ayudar, no den tantas vueltas y cumplan su compromiso con los jóvenes que necesitan urgente esa disposición para estudiar gratis y si lo quieren hacer con cualquier otra universidad, también pueden a través de convenios, pero sinceramente lo que pretenden es que La Asamblea los faculte para hacer de la educación un negocio politiquero y lucrativo con el cual lo que quieren es ganar adeptos, manipular jóvenes y niños y seguir sembrando odios y división como lo han hecho en estos casi ocho meses, donde esa ha sido su única ejecutoria.

Sin embargo mi compromiso como diputada es estudiar estos proyectos y así lo estoy haciendo, mañana les contaré que encontré en cada uno de ellos.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: