Joan Pons, el enfermero catalán que tuvo la valentía de prestarse a los ensayos de una vacuna que ahora se erige como la gran esperanza frente al covid y es que ya hay un laboratorio italiano produciéndola para comercializarla en octubre.

Joan Pons es el enfermero español voluntario en los ensayos de la vacuna que ha creado la Universidad de Oxford, uno de los proyectos más avanzados en el mundo. Ha pasado por La mañana del verano para asegurar que “ya es oficial, la vacuna es segura”, si bien ha reconocido que “ahora la pregunta del millón es si es eficaz”. Entre bromas ha comentado que “ahora están esperando a que me contagie para hacerme pruebas y ver si es eficaz y por eso querían para los ensayos a personas que como yo estamos en primera línea”.

Lo peor para Pons ya ha pasado, pero recuerda cómo “mi familia no se lo tomó bien cuando le dije que lo haría. Mi mujer me preguntó qué era lo peor que me podía pasar y le conté que en el papel que tenía que firmar ponía que en casos muy excepcionales podía provocar la muerte; no me habló en tres días”. Luego el proceso, en su caso, ha sido muy liviano y “solo me he acordado cuando cada día tenía que realizar la toma de temperatura y rellenar el formulario sobre mi estado”, aunque admite que “otros voluntarios han tenido dolores de cabeza, pero que no han necesitado asistencia médica y se han quitado con paracetamol”.

Sobre por qué decidió participar en algo tan arriesgado, este sanitario, elegido mejor enfermero del Reino Unido en 2018, siendo el primer extranjero que lo conseguía, Pons ha dicho que “lo hice porque odio a este virus, porque he visto el horror y la ansiedad y cómo 65.000 compañeros se contagiaban y algunos se dejaban la vida”.

Ref.Lamañanadelverano

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: