La necesidad de una estabilidad laboral en América se ha convertido en un nuevo blanco de recrudecimiento del Covid-19, con millones de estadounidenses que perderán desde el lunes, una ayuda al desempleo extraordinaria.

En medio de disputas partidistas, el Congreso de Estados Unidos determinó la eliminación de la entrega de los 600 dólares semanales adicionales que eran un salvavidas económico para muchas personas desde que llegó la pandemia en marzo provocando una ola de despidos masivos.

Dicha medida afectará más de 17 millones de estadounidenses que reciben asistencia por desempleo en medio de la crisis económica provocada por el coronavirus, según los más recientes datos del Departamento de Trabajo.

Una situación que parece estar lejos de mejorar en un país donde no solo la economía se ha hundido a un ritmo anual del 32,9 % en el segundo trimestre, con un desempleo del 11,1 % en junio, sino que la enfermedad sigue creciendo, tras superar las 150.000 muertes el miércoles y con datos como el cuarto día consecutivo con récords de decesos en Florida, que este viernes registró 257.

#DIARIOLALIBERTAD

Y.A.

Comenta aquí: