El hombre sentenciado por cinco delitos es además uno de los confesos homicidas del cabecilla paramilitar Carlos Castaño Gil.

El Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Medellín sentenció a 38 años y 11 meses de prisión a Óscar Darío López García, alias Osquitar o la Plaga, por los delitos de concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, cómplice de homicidio agravado, extorsión agravada, utilización de menores para la comisión de delitos y desplazamiento forzado agravado.

De acuerdo con la investigación adelantada por la Fiscalía General de la Nación, desde
2015, López García encabezó una organización criminal llamada la banda ‘Curazao’, que tenía
su acción delincuencial en los barrios Villa Santafé, Curazao y Robledo, en el occidente de
Medellín.

Los investigadores establecieron que alias la Plaga era el encargado de recibir los dineros
producto de las extorsiones a residentes, comerciantes y transportadores de la zona; y de
coordinar las actividades de microtráfico y ordenar homicidios selectivos.

Uno de los hechos que motivó la sentencia condenatoria de López García, fue el homicidio de
Jhoan Sebastián Álvarez Caicedo, alias Chocha, presunto integrante de la misma estructura
criminal, que fue degollado y apedreado el 24 de enero 2016, en un despoblado del barrio
Curazao.

En la investigación se estableció que el crimen se produjo porque días antes de su muerte, la
víctima supuestamente intimidó a varias mujeres que se bañaban en una piscina y las obligó a
quitarse la ropa interior. Por este homicidio, la Fiscalía le imputó cargos en calidad de cómplice.

López García, quien se desmovilizó con el entonces bloque Pacífico de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en agosto de 2005, aceptó ante Justicia y Paz que participó en la retención y muerte del cabecilla paramilitar Carlos Castaño Gil, ocurrida el 16 de abril de 2004 en la vereda El Tomate de San Pedro de Urabá (Antioquia), por instrucción del también ex cabecilla paramilitar Diego Murillo Bejarano, alias Don Berna.

La decisión de primera instancia fue apelada por la defensa ante la Sala Penal del Tribunal
Superior de Medellín. De confirmarse la decisión la Fiscalía podrá solicitar la exclusión del
condenado del proceso de Justicia y Paz.

La Fiscalía hace pública esta información por razones de interés general.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: