La Fiscalía General de la Nación presentó ante jueces de control de garantías de Bogotá a dos personas que estarían involucrados en la muerte del patrullero de la Policía Nacional Ángel Amórtegui, en hechos ocurridos el pasado 26 de julio, en la localidad de Kennedy,
en el suroccidente de la ciudad.

El material obtenido en la investigación permitió conocer que uno de los procesados, identificado como Alan Buriticá Durán, habría chocado el vehículo en el que se movilizaba el uniformado y escapó del lugar. El funcionario, quien estaba de civil, persiguió al señalado responsable del accidente hasta el barrio Guadalupe, lo interceptó y le pidió responder por lo sucedido. Sin embargo, el hombre persuadió a varios comerciantes del sector para que lo defendieran y, en medio de una asonada, supuestamente, agredió al uniformado, le arrebató el arma de dotación y le disparó en varias oportunidades.


De acuerdo con los testimonios, Brahiam Manuel Manoche Cortesía, un ciudadano extranjero que estaba en el sitio, también habría atacado con arma cortopunzante al patrullero y le generó varias heridas. Los agresores escaparon del lugar; mientras que la
víctima, adscrita a la Dirección de Protección y Servicios Especiales de la Policía Nacional (DIPRO), murió en un centro asistencial.

Los dos presuntos involucrados en el crimen fueron capturados en diligencias realizada por la Sijin de la Policía Metropolitana de Bogotá, el 29 y 30 de julio. Un fiscal de la Unida de Vida de Bogotá les imputó los delitos de homicidio agravado, porte ilegal de armas de
fuego, y hurto calificado y agravado, en el entendido de que robaron el arma del funcionario.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: