Mediante el depósito del Instrumento de Aceptación firmado por el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, Colombia notificó formalmente a la Organización Mundial del Comercio (OMC), la incorporación del Acuerdo de Facilitación de Comercio (AFC) dentro de su legislación nacional.

A la ceremonia de ratificación de aceptación de este instrumento ante el director General del organismo multilateral, Roberto Azevêdo, asistieron la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso Jiménez, (virtualmente) y el embajador de Colombia ante la OMC, Santiago Wills, (en forma presencial).

El Acuerdo establece disciplinas en materia de simplificación y armonización de procedimientos y trámites aduaneros, que van en línea con la estrategia de facilitación del comercio, uno de los pilares de la Política de Comercio Exterior, que busca que en el 2022 los tiempos de despacho de mercancías hayan disminuido en un 30%.

El AFC adopta, por ejemplo, medidas de transparencia y oportunidad para formular observaciones a las normas que tengan relación con el comercio exterior. En este sentido, el Gobierno Nacional tiene por regla publicar previamente los proyectos de normas a expedir, con el fin de que los ciudadanos tengan posibilidad de hacer observaciones a las mismas.

El texto presentado también señala la puesta en marcha de ventanillas únicas, el procesamiento de datos antes de la llegada de la mercancía, la gestión del riesgo, pago electrónico y resoluciones anticipadas, procesos en los que Colombia tiene grandes avances.
Por ejemplo, el país cuenta con la Ventanilla Única de Comercio Exterior (Vuce), que es la principal herramienta de facilitación del comercio. A través de ella se canalizan trámites de comercio exterior de 75.515 usuarios, de 21 entidades del Estado, se intercambia información, se elimina redundancia de procedimientos, se implementa controles eficientes y se promueve actuaciones administrativas transparentes. Desde el 2005 hasta la fecha, se han realizado 4,1 millones de operaciones.

La Vuce ofrece un Módulo de Inspección Simultánea en el que se tiene interoperabilidad con la Dian, el Invima y el ICA. Además, se trabaja con la Policía Nacional en interoperabilidad entre el sistema de SICEX (Polnal) y la VUCE (Sistema informático inspección simultánea – Puertos), lo que permite disminuir los tiempos de selectividad (física, no intrusiva y documental) de la carga de exportación.
Además, la evaluación y aprobación de los registros de importación a través del Sistema de Administración del Riesgo de la VUCE, ha permitido que el 58% de los registros se apruebe de forma automática, lo cual agiliza significativamente los trámites a los importadores, el proceso pasa de 1 día a 3 minutos

“Todas estas medidas tienen un impacto positivo en la competitividad de las operaciones de comercio exterior. Según la OCDE, las normas de facilitación del comercio generan reducciones en costos para países de ingresos bajos: 3% por armonización y simplificación de trámites y documentos, 2% por automatización de los procesos de comercio y aduanas y 2,2% por simplificación de los procedimientos fronterizos.

“Estamos convencidos del potencial de la Ventanilla Única de Comercio Exterior como una herramienta de competitividad”, dijo la viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso Jiménez.

En lo que corresponde al procesamiento de datos antes de la llegada de la mercancía al país, los transportadores de la misma deben informar a la autoridad aduanera previamente a la llegada, los datos sobre la carga.

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: