Fiscalía desarticuló la estructura delictiva ‘El Lagarto’, dedicada al secuestro extorsivo en Boyacá y Cundinamarca

Foto: imagen de referencia.


*Ante los contundentes elementos materiales probatorios recaudados, dos de los procesados
aceptaron cargos. Además del secuestro de un comerciante y su hijo, los seis presuntos integrantes
de la banda son investigados por la comisión de otros hechos.


En el marco de la estrategia investigativa para la seguridad ciudadana, bajo los lineamientos del
Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, la Seccional Cundinamarca, desarticuló la
estructura criminal El Lagarto, señalada como responsable de secuestros extorsivos de
comerciantes, con injerencia en los departamentos de Boyacá y Cundinamarca.
La cooperación interinstitucional entre las unidades Gaula Militar y el Cuerpo Técnico de
Investigación (CTI) de la Fiscalía permitió la captura, el pasado 24 de agosto, de Johan Andrés Gómez
Gil, Samuel Alfredo Alarcón Alarcón y José Ramiro Alarcón Alarcón, en los municipios de Sutatauza
y Lenguazaque (Cundinamarca).
De esta manera, una fiscalía especializada delegada ante el Gaula Cundinamarca les imputó el delito
de secuestro extorsivo agravado en concurso con secuestro simple, el cual aceptaron los dos
primeros procesados.
Los tres fueron puestos a disposición del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), en
virtud de la medida de aseguramiento consistente en detención preventiva emitida por un juez de
garantías, la cual deberán cumplir en los centros carcelarios de Ubaté y Zipaquirá (Cundinamarca).
Los hechos
La investigación se relaciona con lo ocurrido el 2 de diciembre de 2019 en Zipaquirá (Cundinamarca),
donde la organización criminal habría secuestrado y ocultado a un comerciante y a su hijo (mayor
de edad).
Los delincuentes, después de tres horas del plagio, dejaron en libertad al padre con el fin de que
consiguiera cerca de los $1.000’000.000 que le exigían para la liberación de su hijo.
Posteriormente, con fundamento en las investigaciones adelantadas por el ente acusador, el 23 de
diciembre de ese año, la víctima fue rescatada por las unidades del Gaula militar y el CTI en
jurisdicción del municipio de Coper (Boyacá), adonde había sido llevada para ocultarla de las
autoridades.
Durante los operativos de rescate se logró la captura en flagrancia de dos de los presuntos
secuestradores identificados como Edilmer Castro Daza y Yurani Astro Piamba, quienes también
fueron judicializados y están privados de la libertad.
Del mismo modo, el CTI Cundinamarca en cooperación con el Gaula Cundinamarca días después,
logró la captura del presunto cabecilla de la organización criminal, Sergio Fernando Carvajal Cortés,
alias Comandante Lagarto, que igualmente fue asegurado. Todos responderían por los mismos
delitos.
Con las tres últimas capturas se logró esclarecer este caso de secuestro extorsivo y quedó
desmantelada la banda El Lagarto. Entretanto, por hechos similares la Fiscalía adelanta otras
investigaciones contra los procesados.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

¿Te gustó esta nota? ¡Síguenos en Redes Sociales!    

Comenta aquí: