El Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel, se reunió hoy de manera virtual con 25 clínicas y hospitales de mediana y alta complejidad de Antioquia, así como con las EPS que operan en el departamento, para establecer el comportamiento del flujo de recursos de la salud en esta región.

Durante este ejercicio, se revisaron los volúmenes facturados por cada Institución Prestadora de Salud (IPS), los montos reales que han recibido de las EPS y, posteriormente, se realizó un análisis de riesgos.

Entre marzo y mayo de este año las IPS de Antioquia recibieron más de un billón de pesos por parte de las EPS, la mayor parte como pago a IPS privadas (850.000 millones de pesos), seguidas por las IPS públicas, con 303.000 millones de pesos.

Por su parte, los profesionales independientes recibieron 5.000 millones de pesos, el sector del transporte especial de pacientes 2.000 millones de pesos, los prestadores con objeto social diferente otros 1.000 millones de pesos y la industria farmacéutica 357 millones de pesos.

Estas cifras se pueden encontrar en un micrositio especial de la página web de la Supersalud, denominado ‘Súper Radar’, en el que están expuestas las cifras de pagos efectuadas por cada EPS, tanto por departamento como por IPS, lo que permite hacer un seguimiento cercano al flujo de recursos.

Después de Bogotá, Antioquia es el territorio donde las IPS han recibido más recursos en el periodo mencionado; y a ellos se suman los dineros acordados en 64 mesas virtuales de flujo de recursos de la Supersalud, que hasta el momento suman 31.000 millones de pesos en lo que va de la pandemia.

El Superintendente les dijo tanto a EPS como a IPS que seguirá haciendo seguimiento para verificar el oportuno cumplimiento de los acuerdos.

En una reunión posterior con las EPS de la región les insistió, igualmente, en la solución rápida de las quejas de los usuarios, ya que hasta el momento muestran un cierre del 76% de ellas y se requiere alcanzar la meta del 100%.

HL

#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: