Luego de un trabajo conjunto entre la Superintendencia Financiera y la Superintendencia de Sociedades se establecieron mecanismos y alternativas que facilitan el flujo de nuevos créditos para deudores, incluidos aquellos que se encuentran en procedimiento de reorganización.
Estas medidas se encuentran en la Circular Externa 022 de 2020 de la Superintendencia Financiera de Colombia.
Bajo las nuevas directivas, las entidades financieras no marcarán automáticamente los créditos a cargo de esos deudores que se encuentren en procedimientos de insolvencia como incumplidos, sino que su calificación dependerá del análisis de riesgo.
Adicionalmente, para el otorgamiento de nuevos créditos a estos deudores, además de la capacidad de pago del deudor, se podrán considerar las garantías que se puedan otorgar a favor de la entidad financiera.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: