Por solicitud de la Superintendencia Nacional de Salud, todas las EPS que actúan en Córdoba iniciaron hoy el trabajo para hacer una estrategia que les permita trabajar articuladamente en la detección y el manejo del COVID-19 en el departamento.
El Superintendente, Fabio Aristizábal Ángel, dijo que se debe revisar con las EPS los temas de cartera, la contratación con la red pública, la toma de pruebas, las PQRD, los casos que no se han cerrado y hablar de la articulación que se necesita, más cuando la región está en alerta roja, para cumplir los protocolos.
“​​
“Hoy córdoba nos necesita, por eso debemos estar articulados con las EPS, debemos recuperar la salud de esta región”, dijo el superintendente, quien viajó a Montería, para analizar con la Gobernación, la Alcaldía, las secretarías departamentales y municipales, las EPS e IPS, la situación de la salud en Córdoba.
Por su parte el Gobernador, Orlando Benítez, aseguró que “la intervención (de los hospitales San Jerónimo y Sandiego de Cereté) no ha sido una razón que nos impida trabajar mancomunadamente con la Supersalud. Incluso hemos hecho esfuerzos en equipos, en materia financiera. Pero requerimos la misma actitud de parte de las EPS. Para que nuestros hospitales tengan la oportunidad de crecer, fortalecerse, modernizarse”.
También, aseguró que la capacidad instalada en el departamento se amplió en 126 UCI, que se suman a las 145 que ya tenían y que se tendrán 105 camas adicionales en el San Jerónimo; y se va a inaugurar un laboratorio de referencia, para diagnóstico y hacer más pruebas.
En la mañana se desarrolló en la capital cordobesa la Mesa Técnica de Seguimiento al proceso durante la Pandemia con el Gobernador, las secretarías de salud, EPS como Mutual Ser, Coomeva EPS, Coosalud, Comparta, Cajacopi, Sanitas, Nueva EPS, Medicina Integral y Sanidad Policial, entre otros.
Aristizábal Ángel dijo que no se imagina qué estaría pasando si no hubiera sido intervenido los hospitales. “Hemos hecho esfuerzos importantes desde el Gobierno Nacional, con la intervención de los hospitales de Cereté y el San Jerónimo, dando respuesta oportuna a esta emergencia. Necesitamos el concurso de las EPS para que esta estrategia funcione y se fortalezca”, aseveró.
El interventor del Hospital San Jerónimo, Rubén Darío Trejos, dijo que en este momento tiene funcionando 8 UCI y que el fin de semana tendrá 37. Mientras que, la interventora del Hospital Sandiego, de Cereté, Sandra Milena Jaramillo, manifestó que ese centro asistencial no tenía UCI y que la semana entrante tendrá funcionando ocho.
El Supersalud destacó la respuesta clave que han dado a la pandemia los gobiernos nacional, departamental y municipal, y les dijo a las EPS que ahora hay que ver cuál ha sido la respuesta de los aseguradores con Córdoba.
“​​
Vamos a revisar siniestralidad por cada EPS, cuántos recursos está dejando cada EPS en la región con la baja, mediana y alta complejidad. Les exigiremos un cerco epidemiólogo, miraremos lo que pasa con las pruebas, con la atención domiciliaria, debemos acelerar la toma de muestras y la entrega de los resultados de pruebas, incluyendo a los profesionales de la salud”, aseguró el alto funcionario.
“​​
Ustedes no le pueden fallar al departamento. Este es el momento en que nos tienen que demostrar la capacidad de atención con sus usuarios”, les dijo el superintendente a las EPS.
Por último, Aritizábal Ángel se reunió con el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia para revisar la estrategia que están implementando para el manejo de la emergencia, la capacidad instalada y el fortalecimiento de la red primaria para poder mitigar el COVID-19.
“​​
Estuvimos hablando de cómo podría ser la participación de Vía Sinú a lo largo y ancho del municipio. Es muy importante la participación del primer nivel en la atención, en la visita domiciliaria, en la toma de pruebas y en la entrega de kits. El alcalde tiene muy buenas ideas sobre lo que podría ser vía Sinú para atender la pandemia en el municipio y también en el departamento”, puntualizó el Supersalud.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: