Cumpliendo la mejor actuación de todo los tiempos en todas las copas del mundo, Colombia llegaba al estadio Aderaldo Plácido Castelo, ubicado en el municipio de Fortaleza. Donde buscaba su paso a las semifinales enfrentando nada más y nada menos que al local.
desde el pitazo inicial Cómo se tenía presupuestado el equipo tricolor sufrió la presión del conjunto carioca el cual acompañado con unos 60000 espectadores logró irse arriba en el marcador por intermedio de un cabezazo del defensor y capitán thiago Silva cuando solamente transcurrían 7 minutos del partido.
Pese a recibir la notación los dirigidos por José Néstor Pékerman, supieron manejar la situación y jugaron de tu a tu ante el local, que tenía la presión de llegar hasta la instancia definitiva.
Para la segunda mitad Colombia estuvo cerca de encontrar el empate; pero la mala definición de sus atacantes fue el contraste de El poder ofensivo de los brasileños quienes ampliaron el marcador con un zapatazo del también defensor David y Luis a los 67 minutos del partido.
ya con un marcador un poco más complejo en la pizarra Colombia gastó sus últimas cartas y logró encontrar el descuento esperanzador por intermedio de James Rodríguez quien de paso se convertía en el goleador de dicho certamen.
las emociones se guardaron para el final y una opción bastante confusa en donde el capitán del equipo tricolor Mario Alberto Yepes mandó la pelota al fondo de la red esta opción fue invalidada por el árbitro central español Carlos Velasco Carballo.
La acción fue mundialmente conocida como “Era gol de Yepes”, situación la cual todavía es muy comentada por los aficionados colombianos; quiénes quedaron con un sabor agridulce en dicho torneo dónde al cual se participaba después de 16 años de ausencia.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: