Durante una visita que Diario la Libertad le hizo a uno de los lesionados en el trágico accidente de Tasajera, fuimos atendidos en la vivienda de Eduardo Luís Garcías, uno de los pobladores que resultó con quemaduras en medio de la explosión del camión cisterna.
Eduardo Luís García, un humilde vendedor de refrescos que busca día a día el sustento para su hogar a orillas de la carretera que de Barranquilla conduce a Ciénaga, le manifestó a la periodista Estefany Padilla sus momentos de angustia en medio de la explosión y las llamas.
En medio del desespero y a sabiendas que su hermano, sobrino y primos estaban allí, ayudó a tratar de rescatarlos, con tanto esfuerzo que después se percató que se había quemado en su intento, tanto el rostro como debajo de los brazos y manos.
“Fueron momentos de angustia, sentí que salí del infierno a volver a vivir, cuando sentí que eso explotó, la candela se me vino encima, menos mal que estaba a cierta distancia y me alcanzó a quemar las manos tratando de ayudar a mi sobrino y hermano”, comentó Eduardo García

“La falta de producido con la venta de refrescos, lo llevó a rebuscarse algo en el camión”

Continuando su relato, Eduardo Luís García recordando que su compañero de labores le insistió en acercarse  al camión porque no habían vendido nada, “En el momento me enteré del carro volcado y fuimos a tratar de rebuscarnos algo”.
“Esta tragedia me enseña que ya no le voy más a esas cosas y tengo que ser mas prudente con esos accidentes”, puntualizó
Es una situación que enluta a más de una familia en la población de Tasajera, pues como el caso de Eduardo García, varios primos y hermanos se vieron afectados con quemaduras y otros han fallecido.
“Estoy muy dolido porque algunos de los fallecidos son mis primos hermanos y amigos del barrio”, Concluyó.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: