Durante 18 meses se llevaron a cabo trabajos de reforzamiento del puente Caridad, ubicado entre los kilómetros 63+700 y 64 de la vía Bogotá-Villavicencio.
El INVÍAS adelanta estudios y diseños en los kilómetros 46+670, 58 y 64+200 para garantizar la conectividad y seguridad de los usuarios de este importante corredor vial.
En la antigua vía al Llano, la Entidad terminará en los próximos días los trabajos de protección del estribo derecho del puente Pipiralito (Meta).
Bogotá, D. C., 1 de julio de 2020 (@InviasOficial). Después de 18 meses de trabajo continuo, el Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), concluyó las obras de reforzamiento del puente Caridad, ubicado entre los kilómetros 63+700 y 64 de la vía Bogotá – Villavicencio, labores que permitieron detener el desplazamiento lateral de la estructura ocasionado por el empuje activo y la inestabilidad de la ladera sobre las pilas de la estructura.
La Ministra de transporte Ángela María Orozco Gómez indicó que “Esta buena noticia para los usuarios del corredor vial Bogotá-Villavicencio se da gracias a la reactivación de las obras de infraestructura desde el pasado 13 de abril, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad. Lo que ha permitido dinamizar la economía y el empleo en las distintas zonas del país”.
Para estabilizar la estructura del puente, se reforzaron el estribo y las pilas, se instalaron 253 anclajes, se realizó manejo de aguas y reparaciones estructurales. Además, se estabilizaron los taludes superior e inferior y la protección de las pilas 1 y 2 del puente.
“Esta obra de reforzamiento se ejecutó mediante el convenio 965-2018 entre el INVÍAS y la ANI y tuvo una inversión superior a los $15.000 millones, generando 164 empleos (directos e indirectos) y beneficia a 4.931 personas”, aseguró el Director Técnico del INVÍAS, Guillermo Toro Acuña.
Adicionalmente en este importante corredor vial, la Entidad adelanta los estudios y diseños en tres puntos críticos ubicados en los kilómetros 46+670; 58 y 64+200, para garantizar el tránsito de vehículos que movilizan carga y pasajeros desde el llano colombiano hacia la capital de la república.
En el km 46+670, el estudio realizado plantea la necesidad de construcción de un túnel central y extensión de los existentes. En lo que corresponde al km 58, después de realizar los análisis técnicos especializados de alto nivel en la zona de afectación, INVÍAS avanza en un plan de acción para construir un viaducto de más de 600 metros. Para tal fin el Instituto abrió el proceso CMA-DT-SEI-080-2020 con el fin de adelantar los estudios y diseños técnicos, ambientales, sociales y prediales de mayor detalle.
Y para el punto crítico del km 64+200, los estudios y diseños recomiendan la construcción de un nuevo túnel falso minimizando el riesgo que se presenta en la actualidad por la caída recurrente de material de la parte alta del talud.
En la denominada vía antigua al llano, que comunica al corregimiento de Pipiral con la capital del Meta por donde transitan las denominadas cargas peligrosas, que no pueden transitar por el corredor principal a través del túnel de Buenavista, el Instituto Nacional de Vías con una inversión de $374 millones adelanta trabajos de protección en el estribo derecho del puente Pipiralito a la altura del kilómetro 82+100, obra que terminará en los próximos días.
Este tipo de obras obedece al interés del Gobierno nacional, por medio de INVÍAS, de mantener en condiciones de operación los corredores estratégicos, uno de los pilares para promover condiciones de desarrollo y competitividad de las regiones.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: