Frente a la recomendación pública emitida por algunas autoridades locales en el país, acerca del uso del medicamento Ivermectina para el tratamiento de la COVID-19, nos permitimos informar que:
1. La ivermectina no está aprobada en Colombia para el manejo de la COVID-19. A la fecha, no se cuenta con evidencia de estudios clínicos controlados que avalen su uso en esta indicación.1 Esto debido a que la eficacia en modelos preclínicos (que no implican
pruebas en seres humanos), no necesariamente significa que exista efectividad en
pacientes que sufren la enfermedad.
2. La ivermectina, al igual que todos los medicamentos, posee riesgo de efectos adversos.
Este medicamento puede producir toxicidad a nivel neurológico (p. ej. confusión, vértigo, parestesias, temblor), reacciones dermatológicas (p. ej. prurito, erupción cutánea), y efectos adversos gastrointestinales (p. ej. náuseas y vómito), entre otras reacciones adversas que han sido documentadas.2,3
3. Por lo tanto, y atendiendo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la
Salud,1 la Organización Panamericana de la Salud,1 el INVIMA,4 y el Intituto de
Evaluación de Tecnología en Salud (IETS),
5 la ivermectina solamente debe emplearse bajo prescripción médica en las indicaciones para las cuales se encuentra aprobada en Colombia por el INVIMA: “ectoparasitosis, escabiosis pediculosis y dermodecidosis. En las parasitosis intestinales y tisulares como oncocercosis, filariasis linfática y alternativa en el tratamiento de la estrongiloidiasis.”4 Por las razones anteriormente mencionadas, el uso de ivermectina en COVID-19 solamente se recomienda en el contexto de ensayos clínicos controlados.
Avalan este pronunciamiento: Universidad del Rosario; Observatorio del comportamiento de Automedicación; Universidad El Bosque; Cimun; Asociación Colombiana de Farmacovigilancia y la Asociación Colombiana de Químicos Farmacéuticos Hospitalarios.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: