*La tía y la madre del menor lo dejaban atado de pies y manos. El menor asustado de dijo a la Policía que no llamara a la mamá y manifestó que era maltratado. 
El pasado lunes 6 de julio, la Policía Metropolitana de Barranquilla rescató a un niño que estaba amarrado de manos y pies a en la habitación de un inquilinato y se reveló un video que da muestra de las difíciles condiciones de vida del menor.
Al niño lo encontraron a las 5 de la tarde, solo había comido aguapanela con pan en horas de la mañana.
Alguien llamó a la Policía y denunció el caso manifestado que el menor había pasado todo el día dentro del cuarto que estaba cerrado con candado, un televisor prendido todo el día y el niño pidiendo comida e indicaron que no sabían en qué condiciones estaba. Cuando alguien le pregunto, dijo que estaba amarrado y que no podía moverse.


Al lugar llegaron dos patrulleros; el inquilinato se encuentra en la carrera 35 con calle 42, de barrio Chiquinquirá al sur de Barranquilla.
En el video el menor dijo: “Mi mamá me apoya más que mi tía, pero no puedo decir que quiero orinar porque me pega”, le explicó al patrullero. Y él le responde que está bien, que ya lo sueltan.
La comunidad se encuentra indignada al ver este caso de maltrato infantil que ha tomado fuerza en medio de la cuarentena por Covid-19.


 
 
#DIARIOLALIBERTAD
Y.A.
 

Comenta aquí: