Federico Hoyos, consejero presidencial para las regiones, señaló que la reactivación de los sectores económicos se está haciendo de manera gradual y sostenida.
Aseguró Hoyos que han realizado reuniones con los alcaldes, los gobernadores, con sector privado y cada departamento y municipio tiene prioridades y características únicas.
Dijo que en Salento (Quindío), que es un municipio sin casos de COVID-19, se iniciaran unos proyectos pilotos de restaurantes y servicios religiosos.
Dependiendo de la afectación de la pandemia en cada municipio y del riesgo epidemiológico, se da el aval, o no, para iniciar pilotos de reapertura de los sectores.
”El Ministerio del Interior es quien lo da o niega protocolos”, dijo.
Señaló que son conscientes “de la necesidad de ir activando poco a poco la vida productiva del país” y poder tener un sustento diario.
Hoyos afirmó que los alcaldes tienen que ponerse de acuerdo para hacer las rutas de vuelo que puedan reactivarse en medio de la emergencia por el COVID-19 y que son esos mandatarios locales los que deben pedir la reactivación.
Explicó que los mandatarios tienen la potestad de solicitar la reactivación de los centros religiosos, restaurantes y demás.
Hoyos dijo que se ha hablado de protocolos para apertura de hoteles en Montería y Córdoba y en algunos sectores que viven de turismo. Manifestó que no conoce casos en los que mandatarios regionales hablen de la reactivación de moteles.
Finalmente dijo que la reactivación de los diferentes sectores depende del comportamiento de las personas. Inclusive se habla de la posible reactivación del turismo.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: