Varias irregularidades alrededor del manejo del tratamiento del virus del Covid-19 en algunos pacientes ha sido denunciado varias clínicas de la ciudad de Barranquilla.
Es conocido por los especialistas en infección pulmonar que una vez la persona contrae el virus, éste comienza a afectar la oxigenación en la sangre, hasta tal punto que puede generar el colapso de órganos tan importantes como el corazón y el hígado.
A un paciente con posivito para Covid-19 se le monitorea el hígado, los riñones y el páncreas, órganos que ayudan en gran medida al funcionamiento del sistema digestivo, para luego suministrarle antibióticos que combatan la infección pulmonar, que en últimas es el causante del ahogo que muchas veces termina por desencadenar en la muerte.
Según lo han descrito personas que le han ganado la batalla a la enfermedad, el virus se manifiesta en una fuerte tos acompañada de dolor en los huesos.
En este sentido, una usuaria de una EPS en Barranquilla, que prefirió guardar su identidad, denunció que precisamente una hermana y una sobrina han sido víctimas de fallas en la atención tras dar positivo por Covid-19.
Para el caso de su sobrina, a quien también prefirió reservar su identidad, la usuaria contó que desde el pasado miércoles, tras dar positivo en la prueba, permanecía sentada en una silla de ruedas y solo hasta el sábado le fue conseguida una cama en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en la Clínica San Martín.
La joven, que desde el pasado miércoles se encontraba en ese centro asistencial, había recibido el antibiótico por cuenta de la EPS Sura. Familiares tuvieron que comprarlo y llevarlo por su cuenta para que se lo pudieran suministrar.
Sin duda, otra irregularidad más que ha sido denunciada durante la pandemia del Covid-19, que hoy golpea fuertemente a Barranquilla y el departamento del Atlántico.
#DIARIOLALIBERTAD

Anuncios

Comenta aquí: