Luego de 15 días de caminata por varias ciudades, la ‘Marcha Nacional por la Dignidad’, una protesta convocada para rechazar el asesinato de los líderes sociales, llega a Bogotá en medio de la crisis por el coronavirus.
Con las consignas ‘Nos están matando’ y ‘Vencerá la vida’, los manifestantes —integrados por grupos organizados de mujeres, campesinos, indígenas, afrodescendientes, parte de la población LGBTI y trabajadores afectados por las medidas para enfrentar el covid-19— denuncian que “la complicidad entre el Gobierno, los ricos y los narcotraficantes” los somete a un “nuevo genocidio”, expresa un comunicado de los organizadores de la marcha.
Esta larga caminata se inició en Popayán, departamento del Cauca, y recorrió unos 22 municipios del país con la finalidad de establecer un diálogo con las poblaciones y organizaciones sociales que han sido afectadas por “la violencia política” y “la injusticia social”. Debido al coronavirus, los participantes en la marcha han hecho énfasis en el cumplimiento del protocolo sanitario.
La ‘Marcha Nacional por la Dignidad’, que busca dar visibilidad al “genocidio” en contra de los defensores de los derechos humanos en el país, tiene previsto realizar una serie de actividades en distintos puntos de la ciudad.
Según el registro del Instituto de Estudios para el Desarrollo de la Paz (Indepaz), en lo que va de año, han sido asesinados 164 líderes sociales y 25 excombatientes firmantes del proceso de paz.
Distintos actores políticos y organismos, entre los que se encuentra la Organización de Naciones Unidas (ONU), le han pedido a Duque que garantice la seguridad de las poblaciones vulnerables y que cumpla con lo establecido en los acuerdos de paz. Recientemente, un grupo de 94 congresistas estadounidenses le solicitó al presidente Donald Trump, cuyo Gobierno es aliado del país suramericano, que le exija a su par que proteja los derechos de los líderes sociales.
Esta no es la primera actividad de este tipo en Colombia. Desde el año pasado se intensificaron las protestas donde los movimientos estudiantiles, las organizaciones populares y sindicales se manifestaron en contra de la política económica del Gobierno, de la violencia en las zonas rurales y de la actuación desmedida de la fuerza pública para controlar en estas manifestaciones.
HL
#DIARIOLALIBERTAD

Comenta aquí: