Una menor de cuatro años de edad falleció en la madrugada de este sábado luego de estar en un estado de coma profundo tras ser violada y golpeada por un hombre el pasado lunes, así lo informó el pasado miércoles 1 de julio la Fiscalía.
El caso que se registró en el municipio Garzón, Huila, según un comunicado del ente acusador, ocurrió en el caserío Puerto Alegría, por lo que Sebastián Miele Betín, de 27 años, que trabaja en oficios varios fue capturado por las autoridades.
Por la gravedad de las heridas, la niña fue trasladada al Hospital de Neiva, capital departamental, donde “se constató que fue víctima de violencia sexual y violencia física extremas, razón por la cual se encuentra en estado de coma y con pronóstico reservado dadas las múltiples lesiones que recibió en sus partes íntimas y en el resto del cuerpo, cabeza, cara, tórax y abdomen”, agregó la Fiscalía.
Pese al esfuerzo de los médicos, la menor falleció por la gravedad de su estado de salud después de ser víctima de un crimen tan atroz.
La información brindada por los padres de la menor el pasado 29 de junio indica que estos se dieron cuenta que la niña no estaba y comenzaron junto con los vecinos a buscarla.
De manera inicial junto al río, fue encontrada una sandalia de la niña y un teléfono celular, “rastros que, al seguirlos, permitieron hallar a la niña inconsciente a orillas de la quebrada Caguancito, en medio de dos piedras y semidesnuda”, muy cerca a la escena un hombre que fue entregado a las autoridades.
El detenido, al que la Fiscalía acusó ante un juez por los delitos de tentativa de feminicidio agravado en concurso con acceso carnal violento agravado -por ser la víctima menor de 14 años-, no aceptó la responsabilidad.
Mieles Betín enfrenta una pena, según la Fiscalía, de hasta 30 años prisión.
A través de un corto comunicado, el gerente de ese centro médico, Mario Andrés Suaza, manifestó: “Lamentamos profundamente el fallecimiento de la paciente menor de edad en la madrugada de hoy 4 de julio, debido a hipertensión endocraneal refractaria al manejo, disfunción de múltiples órganos secundaria a trauma encefalocraneano severo con politrauma. Por el tipo de muerte se realizó llamado a Fiscalía”.
Por la muerte de la menor, el presidente Iván duque se pronunció manifestanto profundo “dolor el indignación al recibir la noticia y manifestó su solidaridad con los familiares e indicó que las autoridades llegarán al fondo del caso para que haya “castigo ejemplar contra el responsable”.
Por su parte, el Procurador Fernando Carrillo manifestó la importancia de “salvar a los niños de la barbarie que sufrió Salomé reclama ya una justicia de familia que sí funciones, capaz de prevenir, investigar y sancionar”, pidiendo que no haya más indiferencia frente a casos como este en el país.
Lina Arbeláez,directora del ICBF, confirmó la muerte de la menor de cuatro años en medio de su indignación por un hecho llevado a cabo “por culpa de una sociedad enferma”, manifestó, además de pedir que no haya más violencia contra la niñez.
Indignación nacional
El caso se dio en medio de una Colombia indignada luego de que se conociera la semana pasada que una niña de 12 años, perteneciente al pueblo indígena embera-chamí fuera violada por siete militares del Batallón de Artillería San Mateo, en el caserío de Santa Cecilia en Risaralda.
#DIARIOLALIBERTAD
dawad

Comenta aquí: